Compartir
Publicidad

La próxima vez que vayas a Nueva York, cómete un bocadillo de oro

La próxima vez que vayas a Nueva York, cómete un bocadillo de oro
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A pesar de los tópicos acerca de la gastronomía norteamericana, en grandes ciudades, como Nueva York, he probado algunos de los mejores restaurantes de mi vida. No solo a nivel estrictamente gastronómico, sino a nivel de decoración, presentación y trato por parte del personal.

Nueva York, además, es uno de los lugares donde más cosas originales puedes zamparte. Como es el caso que nos ocupa: un sandwich de pan blanco de molde hecho con champán Dom Pérignon relleno de láminas de oro comestible. Además también encontramos dentro un poco de queso Caciocavallo Podolico, una variedad particular de queso elaborada exclusivamente con leche de vacas Podolica a la manera tradicional y sólo en determinadas épocas del año.

Grilled Cheese

Esta delicatessen, llamada Quintessential Grilled Cheese, se sirve en el Serendipity 3 de Nueva York. Quienes no lo conozcan, Serendipity es un establecimiento muy de moda entre los famosos con una decoración típica del horror vacui. Allí tuve la oportunidad de probar un postre consistente en una copa con helado de distintos sabores, un pedazo enorme de pastel debajo, y otras cosas pecaminosas que me llenó tanto como una comida completa.

El Quintessential Grilled Cheese, además, tiene el título del más caro del mundo por el libro Guinness de los récords: su precio, a 29 de octubre de 2014, era de 214 dólares. Si os apetece pedirlo, hay que hacerlo con 48 horas de antelación para que el chef tenga tiempo de elaborarlo convenientemente.

El propietario del Serendipity, Stephen Bruce, ahora puede agregar este registro a su pared llena de Records Guinness, como la crema de helado más cara, el perrito caliente más caro, o la hamburguesa más cara.

Vía | DailyMail

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio