Publicidad

Union Oyster House: la curiosa y vibrante historia de un restaurante de casi 200 años
Gastronomía

Union Oyster House: la curiosa y vibrante historia de un restaurante de casi 200 años

En Boston, Massachusetts, podemos acudir a un restaurante con muchas historias curiosas a sus espaldas (que incluyen un príncipe exiliado y un presidente): el Union Oyster House.

De paso, así, mientras degustamos sus platos más emblemáticos, nos quedará un regusto ciertamente proustiano. No en vano, es uno de los restaurantes más antiguos de Estados Unidos.

JFK

En 1826, un restaurante conocido como Atwood y Bacon Oyster House abrió sus puertas en la calle Union de Boston. Ha estado sirviendo comida desde entonces.

Ahora conocido como Union Oyster House, es uno los restaurantes más antiguos de los Estados Unidos y afirma ser el restaurante de operación continua más antiguo del país.

Union Oyster House Photograph

Las conexiones históricas del restaurante se remontan incluso a antes de su apertura, gracias al edificio en el que se encuentra (que fue catalogado como un hito histórico nacional en 2003).

Construido a principios de 1700, originalmente albergaba una tienda de ropa y productos secos llamada Capen's. En 1771, el segundo piso albergaba el periódico The Massachusetts Spy, publicado por Isaiah Thomas.

Union Oyster House Boston Ma

El residente más sorprendente del edificio no fue otro que el exiliado Príncipe Felipe de Francia. El príncipe vivió en el segundo piso durante unos meses a finales de la década de 1790, y luego regresó a Francia para tomar el trono como Louis Philippe I.

Cuando el lugar se hizo conocido como Union Oyster House, el flujo constante de caras famosas estaba lejos de terminar. Sus ostras, almejas y vieiras, servidas desde la misma barra de ostras semicircular que existe hoy en día, fueron un éxito tanto para los lugareños locales como para los dignatarios visitantes.

L

Uno de los clientes más notables del restaurante fue el estadista estadounidense Daniel Webster. A menudo acercaba una silla al bar de ostras, donde pedía un vaso alto de brandy y agua, y luego devoraba media docena de ostras, antes de repetir el proceso al menos seis veces.

Durante su tiempo como representante y senador, John F. Kennedy solía cenar solo en la Casa Oyster, prefiriendo un puesto en particular en el segundo piso. En su tranquila y apartada cabina, Kennedy desplegaría su periódico y disfrutaría de un almuerzo de sopa de langosta. Desde entonces, el 'Puesto de Kennedy' se ha dedicado al presidente y presenta una placa de oro con un retrato de JFK.

Union Oyster 10 0 0

Pero Kennedy no fue el único presidente que cenó en Union Oyster House: Calvin Coolidge, Franklin D. Roosevelt, Bill Clinton y Barack Obama han venido a comer algo (Obama pidió 10 sopas). Las paredes ahora están cubiertas con fotos y pinturas de estos y otros clientes notables.

En cuanto a la comida, sus platos se centran en los tradicionales de Nueva Inglaterra: pasteles de cangrejo caseros, bistec a la parrilla de Boston, sopa de almejas, frijoles horneados de Boston, langosta y, por supuesto, tantas ostras como puedas comer.

Con una historia tan rica, la Union Oyster House es comprensiblemente una atracción turística, además de un restaurante. Con todo, los lugareños aún frecuentan el restaurante, y las desventajas de la popularidad de la Unión se ven compensadas por la gran historia del lugar.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios