Compartir
Publicidad

Comida rápida en Grecia: buena y barata

Comida rápida en Grecia: buena y barata
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Al hablar de comida rápida nos suele venir a la cabeza la típica hamburguesería norteamericana. Sin embargo en Grecia la comida rápida está copada por los ‘psitopolios’ (ψητοπωλείο). Se trata de lugares donde se prepara carne a la brasa, similar a los kebabs occidentales pero con más calidad y variedad.

El producto estrella de la fast-food griega es el gyros (γύρος). Es un grueso pan de pita relleno de virutas de carne de cerdo, patatas fritas, cebolla, pimentón y ‘tzatziki’, la famosa salsa de yogur. Existen también variedades de carne de pollo (‘kotópulo’) y cordero (‘dóner’), esta última muy poco habitual.

También se puede pedir un souvlaki (σουβλάκι), es decir, un pincho de carne. Se sirve solo o envuelto en una pita como el gyros, y también existen variedades de cerdo y pollo. Una tercera alternativa es el kebap, compuesto de carne picada con especias. Normalmente se envuelve para llevar, aunque todos estos locales suelen tener algunas mesas para comer.

Estas especialidades griegas son en general mucho más sabrosas que los kebabs a los que estamos acostumbrados en España. Para empezar, el pan es mucho más grueso y sabroso. Incluso se puede pedir el pan de pita solo, dorado en la sartén, a un precio ridículo (sobre 30 céntimos). Esto acompañado de la auténtica salsa de yougur griego, las patatas fritas y la carne de cerdo en lugar de cordero o ternera, le dan un sabor diferente y característico.

El precio es la gran ventaja de esta comida. Todos los visitantes a Grecia caen rendidos por este motivo. En Atenas, el precio promedio de una pita, rellena con cualquiera de las variedades comentadas, es de 1.80 euros. ¡No es casual que estos locales estén siempre llenos!

Existen curiosas variaciones regionales. En Salónica, por ejemplo, el precio es más alto (en torno a 2.50 euros), pero el tamaño es tan descomunal que es difícil sostenerlo con las manos sin acabar pringado. Además, allí no es raro aderezarlo con ketchup y mostaza en lugar de tzatziki.

Para pasar el trago, las pitas generalmente se suelen acompañar de una cerveza fría (por ejemplo, la excelente marca local Mythos). En Grecia la cerveza se sirve en botellines de medio litro. En cualquier psitopolio, por tanto, se puede comer una contundente pita acompañada de una pinta de cerveza por menos de cuatro euros.

Prácticamente todos estos locales hacen servicio a domicilio, generalmente con un pedido mínimo de cinco o seis euros, lo cual resulta doblemente ventajoso. Además existen algunos que abren 24 horas, ideales para ataques de hambre nocturnos.

Empanadas

Spanakopita griega

Para aquellos que quieran una alternativa a la carne, en Grecia son muy populares los puestos de empanadas. Las más típicas son la ‘spanakópita’ (deliciosa combinación de hojaldre, queso feta, espinacas y especias), la ‘tyrópita’ (similar a la anterior pero sin vegetales) o la ‘bougatsa’ (una receta especial típica del norte de Grecia, rellena de queso o crema). Algunas otras variantes tienen jamón o carne picada.

Este tipo de establecimientos son muy populares para desayunar y almorzar. Tanto los que vuelven a casa de madrugada como los que hacen una pausa de media mañana en el trabajo frecuentan estos lugares, donde además se sirve también el omnipresente café ‘frappé‘ helado, del que hablaremos en próximas entregas de este especial, a un precio más económico que en las cafeterías.

Así que si decidís pasar vuestras vacaciones en Grecia, ni se os ocurra caer en el ‘Big Mac’. Existen alternativas mejores y más baratas típicamente griegas.

Imágenes | ginnerobot y avlxyz
En Directo al Paladar | Recetas de comida griega
En Diario del Viajero | Especial Viajar a Grecia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio