Compartir
Publicidad

El Museo del huevo en Soyans, Francia

El Museo del huevo en Soyans, Francia
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Que hay colecciones para todos los gustos no es nada nuevo. El Museo del huevo en Soyans, Francia, en la región de Ródano-Alpes, muestra una de las colecciones más insólitas. Lo añadimos al inventario de los museos más curiosos del mundo.

Aquí vamos a contemplar huevos de distintos colores y tamaños, huevos de aves y reptiles, huevos decorados, huevos esculpidos, huevos con historia, con prehistoria y hasta imaginarios.

Hay huevos azulados como el del ibis, un ave que está en peligro de extinción en algunas de sus subespecies y que, según el folklore, es el último animal que se refugia antes de un huracán, y el primero en reaparecer después del paso de la tormenta.

Hay huevos gigantes, como los de avestruces, minúsculos como los de colibríes o extraordinarios como los de dinosaurios de hace 70 millones de años. Incluso, con imaginación, el huevo de Nessie, el monstruo del lago Ness.

También nos sorprenderán los huevos de color verde oscuro del emú, o el turquesa manchado del gran cuervo. Pero no acaban aquí las curiosidades.

En el Musée de l’Oeuf, además, hay una colección de huevos decorados por varios artistas, verdaderas filigranas en pintura y escultura.

Destaca un huevo de ganso que fue agujereado 1056 veces y bordado con una aguja especialmente hecha para ello. Sin duda su creadora era una mujer muy paciente… y con buen pulso. Podemos ver un huevo con mucha historia, el supuestamente ofrecido por parte de un zar ruso a Napoleón.

Museo huevo

El Museo del Huevo organiza a lo largo del año animaciones para niños y adultos, así como fiestas temáticas (no me perdería la del huevo de chocolate…), de entrada gratuita. Se come de pícnic y se decoran huevos en distintos talleres, que después podremos llevarnos de recuerdo.

El origen de este museo bien merece un repaso. Después de haber pintado 150 huevos que representaban la Revolución Francesa, presentada en la colección del Museo de Las Vegas en 1990, Françoise Vignal-Caillet creó una asociación en 1992 y el primer Festival del huevo en el sur de Francia.

En 1994 se abrió oficialmente el museo en una antigua capilla abandonada y restaurada. Ahora “El Museo Internacional del Huevo” posee más de 4.000 huevos y viaja por todo el mundo para mostrar sus mejores obras.

No abren todos los días, así que lo mejor si queréis preparar una visita a este curioso lugar es que contactéis con el Museo del Huevo en Soyans, Francia. Tiene que merecer la pena.

Sitio Oficial | Le musée de l’oeuf
En Diario del viajero | El Museo del Pene en Húsavík, Islandia, Exposiciones: Museo Marciano de Arte Terrestre, Museos extraños en Massachusetts

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos