Compartir
Publicidad
Publicidad

El Museo del preservativo en Tailandia

Compartir

Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Ayer fue el Día Mundial de la Lucha contra el Sida, y conocimos este espacio dedicado a uno de los mayores contribuyentes en la prevención. El museo del preservativo en Tailandia es un centro didáctico que nació hace dos años con el desafío de concienciar a las generaciones jóvenes y hacer un homenaje a los capuchones de látex por su contribución contra el sida.

El centro está situado en las oficinas del Departamento de Ciencias Médicas, entre laboratorios y científicos, en la provincia de Nonthanburi, colindante con Bangkok. Aunque sus responsables señalan que, al igual que muchos tailandeses aún sienten vergüenza a la hora de comprar condones, tampoco se animan a visitar el museo.

Este centro reúne toda la información generada por el Gobierno en las campañas para promover el uso del condón en los últimos 20 años y muestra en vivo cómo se efectúan los controles de calidad.

También nos muestra un historial de preservativos masculinos y femeninos, lubricantes, un alargador de penes y antiguos anuncios con lemas como "Sofware for your hardware", comparando los virus informáticos con el sida.

Este laboratorio controla la calidad de los condones que se fabrican en Tailandia, uno de los mayores productores del mundo con unas 24 mil piezas anuales de marcas como Durex, Ansell, SSL o Lifestyle.

Tras detectar el primer caso de sida en 1984 y especialmente a principios de la década de los noventa, Tailandia sufrió una vertiginosa propagación de la epidemia, contenida más tarde gracias a las intensas campañas de prevención, sobre todo en los locales de alterne.

Sigue haciendo falta este tipo de campañas, ya que la mayoría de los jóvenes tailandeses no ve el VIH como un problema que les afecte y sólo entre un 20% y un 30% utilizan siempre el preservativo, según datos de la ONU.

En el presente, el objetivo del Gobierno es reducir el número de contagios de enfermedades de transmisión sexual, incluido el VIH, de las 10.000 infecciones anuales actuales a 3.000, concienciar a las generaciones jóvenes y acabar con el estigma social que padecen aún las víctimas del sida. Sin duda este Museo del preservativo en Tailandia es un espacio idóneo para ello.

Vía | EFE En Diario del viajero | Diez razones para meter preservativos en tu equipaje, Tochka G, el museo del sexo de Moscú, Las calles del turismo sexual en Bangkok

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos