Compartir
Publicidad
Publicidad

Las Cuevas de hielo en los Alpes franceses

Las Cuevas de hielo en los Alpes franceses
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En 1992, dos amigos, guías de alta montaña, decidieron dar forma a la gruta del "Mer de Glace" (Mar de hielo) en Los Alpes franceses. Así surgió la primera Cueva de hielo, la Grotte de Glace.

Tras unos informes que analizaban las entrañas del glaciar y distintos proyectos, se consiguieron las aportaciones económicas y los permisos administrativos necesarios para abrir este peculiar museo helado a 3200 metros de altitud.

Gracias a un equipo de profesionales conformado por guías y escultores, cada año se elaboran obras de arte en hielo de diversos temas. Las cuevas de hielo son un atractivo turístico que entusiasma a los visitantes.

Ya en 1993 obtuvo un gran éxito: nada menos que 30.000 visitantes, lo que animó a sus creadores a seguir explorando esta posibilidad y en un nuevo desafío cada año, renovar las obras maestras esculpidas en hielo, con temáticas diferentes.

Una segunda cueva de hielo se abre a 3.400 metros en la estación de Les Deux-Alpes, y a ella le siguieron otras en diversos puntos de los Alpes franceses. Se puede acceder a estas cuevas gracias a los remontes de las distintas estaciones de esquí.

cueva hielo

Algunos de los temas tratados han sido China, Egipto, el circo, la música, los incas, el mar, los animales... Esta temporada es el turno de la Grecia Antigua.

Los creadores de esta atracción turística también ofrecen sus esculturas de hielo a hoteles, y son capaces de crear habitaciones temáticas creadas en hielo para grandes eventos. Ellos se encargan de acondicionar la estancia elegida, colocando todo lo necesario para que las esculturas duren entre una y dos semanas en pie (eso sí, a 0ºC todo el tiempo).

Otra de las posibilidades que ofrecen estas cuevas de hielo es la celebración de bodas en su interior. Un lugar realmente original, aunque la etiqueta de los invitados tenga que ser algo especial: nada de escotes ni tirantes para ellas. Eso sí, no faltará el hielo para mantener el cava bien fresquito...

Las grutas están acondicionadas con un suelo antideslizante para no perder la estabilidad, y se recomienda para todo tipo de público, siempre que no sea friolero, claro está. Las entradas a las Cuevas de Hielo de los Alpes franceses cuestan 4 euros para los adultos y 3 euros para niños y grupos.

Sitio Oficial | Grotte de Glace En Diario del viajero | Una ciudad de hielo en Harbin (China), Festival del hielo en Brujas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos