Compartir
Publicidad
Siete museos del reloj para ver pasar el tiempo
Museos

Siete museos del reloj para ver pasar el tiempo

Publicidad
Publicidad

Ver pasar el tiempo, o detenerse en él. Es lo que proponemos en este recorrido por siete museos del reloj en el mundo, de Estados Unidos y Canadá a Viena o La Habana. Con colecciones para los apasionados de los relojes y para los curiosos, para los amantes de esos mecanismos ingeniosos que tanto han evolucionado y que an cuenta de nuestro paso por la historia y de cómo la hemos ido midiendo.

¿Os imagináis cuando den las 12 durante la visita a estos museos? ¿Estarán todos los relojes en funcionamiento y en hora? Lo que está claro es que vamos a pasear entre obras de arte, algunas enormes y otras... de bolsillo.

National Watch & Clock Museum

El National Watch & Clock Museum está en Lancaster County, Pennsylvania, Estados Unidos, y es el museo norteamericano con la más amplia colección de este tipo. Inaugurado oficialmente en 1977 con menos de mil piezas, en la actualidad atesora más de 12.000. Una colección de alcance internacional que cubre una amplia variedad de relojes, herramientas y otros artículos relacionados con el tiempo, el cronometraje... desde los primeros dispositivos no mecánicos hasta los relojes atómicos y la más reciente tecnología.

El Museo del reloj en Viena

El Uhrenmuseum es el Museo del reloj en Viena, una joya única en el corazón de la ciudad, con una de las colecciones de relojes más importantes de Europa. 700 relojes de todo el mundo (con esferas ocultas, de péndulo, astronómicos, de la belle époque, en miniatura...) marcan el tiempo en un encantador edificio antiguo de Viena. A través de una exposición distribuida en tres plantas aprendemos sobre los avances científicos y la precisión tecnológica, pero también sobre la transformación social y tendencias de diseño en las artes decorativas.

El Reloj Cuervo y Sobrinos en La Habana

La prestigiosa firma relojera de origen cubano Cuervo y Sobrinos abrió una tienda y museo en el centro histórico de La Habana, en la antigua relojería de la marca. Se ubica en un emblemático edificio del siglo XIX y cuenta con modelos representativos de la firma, antiguas piezas de relojería, artículos de escritura, la gran caja fuerte original... Una cafetería en art decó nos traslada a mediados del siglo XX en un ambiente muy refinado.

The Canadian Clock Museum

El Museo del reloj canadiense, en Deep River, Ontario, es el único museo relojero de Canadá. Propone un paseo entre una amplia gama de relojes canadienses y de marca canadiense que datan desde principios de 1800 hasta la actualidad. Hay 400 piezas en exhibición en la entrada y la sala de exposiciones y en los días soleados, los visitantes también pueden disfrutar de los muchos relojes de sol en funcionamiento en el exterior.

Museo internacional de relojes en Suiza

Tienen fama de ser los relojes más exactos del mundo y por eso en Suiza no podía faltar algún museo dedicado a los relojes. Volcado en la historia de la medición del tiempo, el Musée International d'Horlogerie (MIH), en La Chaux-de-Fonds, alberga una colección formada por más de 4500 piezas, entre las que tenemos 2700 relojes de pared y alrededor de 700 relojes de pulsera. Un recorrido vivo por los aspectos técnicos, artísticos, sociales y económicos de la historia de la relojería.

German Watch Museum

El Museo alemán del reloj

Vamos al German Watch Museum-Nicolas G. Hayek Museum en Glashütte, un museo que ocupa las históricas instalaciones de la antigua Escuela Alemana de Relojería. Está ubicado en Glashütte, cerca de Dresde, y lleva el nombre del artífice del resurgimiento de la relojería suiza en la década de los 80 del siglo pasado (Nicolas G. Hayek). En más de 1.000 metros cuadrados de exposición se exhiben más de 400 piezas únicas entre relojes de bolsillo, pulsera y péndulo de diferentes periodos, cronómetros de marina, certificados históricos y patentes, herramientas, bancos de trabajo...

American Clock & Watch Museum

Terminamos de nuevo en Estados Unidos con el American Clock & Watch Museum, situado en Bristol, Connecticut, la ciudad natal de la antigua Ingraham Clock Company y capital relojera estadounidense. Dedicado exclusivamente a la relojería, a su ciencia, arte e historia, dice ser el museo relojero más importante del mundo en el área de los relojes estadounidenses, principalmente en cuanto a relojes de fabricación industrial del siglo XIX y principios del XX. El museo expone una de las pantallas más grandes de relojes en el mundo (aunque el reloj con la esfera más grande no está en un museo) y en el jardín de esta casa de estilo federal de 1801 hay, cómo no, un reloj de sol.

Fotos | Marcel Schrom en Flickr-CC, Instagram Cuervo y sobrinos, German Watch Museum
En Diario del viajero | 17 secretos del Big Ben que nos acercan al reloj más famoso del mundo, El reloj astronómico de la catedral de Estrasburgo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio