Publicidad

Es tiempo de juego: el Museo del juguete en Núremberg
Museos

Es tiempo de juego: el Museo del juguete en Núremberg

Publicidad

Publicidad

Es tiempo de ilusión, de juegos y de sueños para la infancia, a los que nos sumamos también los mayores. En unas fechas en las que las casas se llenan de juguetes para los más pequeños, viajamos a Núremberg para visitar el Museo del Juguete, el Spielzeugmuseum.

Un destino ideal en estas fechas, porque Núremberg es la capital alemana de la Navidad, una de las ciudades más bonitas de Baviera, con uno de los mercadillos navideños más bonitos del mundo y con gran tradición juguetera, que la lleva a celebrar cada año la Feria Internacional del Juguete y alberga un museo que es un referente a nivel mundial en el tema.

El Museo del Juguete es uno de los más importantes del mundo por el número de objetos atesorados, unos 85.000, y la calidad de los mismos, así como por la labor de documentación e investigación en la materia.

Un recorrido por 200 años de historia, desde la antigüedad cuando las pilas no eran necesarias, hasta los juguetes más modernos: juguetes de madera, hojalata, figuras de papel, muñecas, miniaturas...

Y a pesar de que solo aparece expuesto un 5% del total de juguetes, estos sirven al visitante para hacerse una idea de cómo jugaban los niños antiguamente y cómo ha evolucionado el sector.

El Museo del Juguete de Núremberg tiene sus orígenes en la pasión por el coleccionismo de Lydia Bayer y su esposo Paul, que allá por 1920 comenzaron a formar su colección, sobre todo compuesta de muñecas, casas de muñecas, cocinas y tiendas, juguetes de madera, juegos, libros infantiles y juguetes de hojalata.

En Núremberg encontraron un entorno ideal para expandir su colección: una importante industria del juguete, distribuidores de artículos de segunda mano y antigüedades, y una población que mantenía sus juguetes, algunos muy valiosos, como reliquias históricas.

El Museo vio la luz por primera vez en Würzburg en 1962 con el nombre "Museo Lydia Bayer" en honor a la fundadora, ya fallecida.

En 1965, después de varias negociaciones, los herederos de Bayer vendieron la colección a la ciudad de Núremberg, de gran tradición juguetera, para ser el corazón de un nuevo museo. Se construyó una nueva estructura de museo adecuada tras la espléndida fachada renacentista de una antigua casa patricia. El Museo del Juguete de la Ciudad de Núremberg abrió justo a tiempo para la Feria del Juguete en 5 de febrero de 1971.

El Museo ha recibido hasta la fecha más de seis millones de visitantes de Alemania y otros países. Hoy en día este espacio se extiende a más de 1400 metros cuadrados. Si incluimos las áreas exteriores de temporada (parque infantil, cafetería, Shadowland), el espacio del museo aumenta a unos 2200 metros cuadrados.

En el Museo del Juguete de Núremberg las casitas de muñecas y las cocinas tienen un papel destacado, su evolución a través de los tiempos se muestra como un elemento de transmisión de roles sociales en el caso de las niñas. También hay una sala entera dedicada a soldaditos de plomo y figuritas de hojalata.

Una parte muy importante del museo está dedicada los instrumentos ópticos que hacían las delicias de niños y mayores en el siglo XIX, antes de la evolución tecnológica. Linternas mágicas, teatrillos de sombras, dioramas y otros aparatos de los principios de la fotografía estereoscópica, como los zootropos o una gran colección de mecanos.

Museo Juguete Nuremberg

También hay una exposición permanente que muestra centenares de creaciones de la histórica firma Lehmann con reproducciones de coches, trenes, camiones y aviones. En el patio histórico del museo se puede ver circular trenecitos.

Saltando al siglo XX, también hay muestras a partir de 1945, más familiares para todos, como las Barbie, los Playmobil, los Lego, o la Game Boy. Recordemos que cerca de Nuremberg también está el famoso Playmobil Fun Park. Nosotros, ya os lo contamos, estuvimos en su sede de Malta.

Visita al Museo del Juguete de Núremberg

El Museo del Juguete de Núremberg se encuentra en Karlstrasse 13-15. Abre de martes a viernes de 10 a.m. a 17 p.m. Sábado, domingo y festivos de 10 a.m. a 18 p.m. En diciembre, durante el mercadillo navideño, abre de las 10 a.m. a las 17 p.m. (consultar días de apertura, pues cierra festivos como el 25 de diciembre).

El precio de la entrada para adultos es de 6 euros (niños y tarifa reducida, 1'50 euros). La visita al museo sorprende a pequeños y mayores, con una revisión de la historia del juguete que es en definitiva parte de la historia de la humanidad.

En nuestra visita a Núremberg no puede faltar el Museo del Juguete, Spielzeugmuseum, entre otros atractivos como el Castillo Imperial, uno de los palacios imperiales fortificados más importantes del Sacro Imperio Romano, la casa de Alberto Durero, el Museo de los Ferrocarriles o el Memorial de los Juicios de Núremberg.

Pero hoy, nuestro homenaje a esos juguetes, antiguos y modernos, que hoy están en mente de muchos. Felices fiestas.

Fotos | Jim Woodward, Thomas Quine en Flickr-CC
Más información | Museums Nurnberg, Germany Travel

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios