Amsterdam planea prohibir el acceso de turistas a los Coffee Shops

Amsterdam planea prohibir el acceso de turistas a los Coffee Shops
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Las ideas y las modificaciones siguen a pesar que de los movimientos turísticos están parados. Indudablemente las autoridades siguen trabajando para cuando todo vuelva a ser igual y arranquemos en tromba a visitar lugares. Por eso, cuando los visitantes vuelvan a Amsterdam puede que se encuentren algo diferente, ya que planean prohibir el acceso de los turistas a los Coffee Shops.

Está claro, uno de los atractivos Amsterdam, con sus canales, su arquitectura, sus museos, sus tulipanes y sus bicicletas era la curiosidad de poder comprar y consumir cannabis de manera legal gracias a los coffee shops. Pues ahora la alcaldesa ha dicho que hasta aquí y quiere cambiar la manera de ver la ciudad.

Red Light District 3292225 1920

Es innegable que en los últimos tiempos se están llevando cambios muy notables en Amsterdam con la idea de hacerla más cómoda a los que allí viven y sobre todo, para que su imagen turística sea diferente a partir de ahora. Empezaron por limitar los pisos turísticos y las tiendas de souvenirs en el centro de la ciudad, que estaban proliferando demasiado. Después llegó el momento de recortar las licencias de guías que hacían visitas al Barrio Rojo e incluso estudiar su traslado porque los turistas se agolpaban, sacaban fotos, golpeaban los cristales y vejaban a las trabajadoras sexuales.

De la limitación inicial de los pisos turísticos se pasó a la prohibición de los mismos en los tres barrios más céntricos desde el 1 de julio de 2020 (lo mismo no fue el mejor año). Antes de esto también habían tomado la decisión de retirar las letras de "I Amsterdam", que en un principio se colocaron de modo temporal en la plaza de los museos y allí se quedaron 10 años. Cansados de la imagen y la colas para las fotos, básicamente.

Coffee Shop 1119451 1920

Pero lo de los coffee shops va un poco más allá, porque la alcaldesa está harta de escuchar que el 57% de los visitantes entre 18 y 35 años digan que lo que los lleva a Amsterdam es la posibilidad de ir a uno de estos locales y consumir marihuana libremente. Pues hasta aquí. La propuesta en firme es introducir el “criterio de residente” para que únicamente los locales utilicen los coffee shops, lo que “reduciría la afluencia de turistas atraídos por el cannabis y facilitaría la gestión del turismo en la ciudad” Curiosamente en los últimos tiempos muchos han ido cerrando, pero quizás porque los residentes van menos al encontrarlos llenos hasta la bandera de turistas.

Desde luego, en ese intento de limpiar la imagen turística de la ciudad iniciado con el azote a los pisos turísticos, ahora toca terminar con el turismo del cannabis, que ha supuesto también un aumento de la demanda de drogas blandas fuera de esos establecimientos.

Imágenes | Ralf Gervink, Erik Tanghe, Ralf Klöver

Temas
Inicio