Publicidad

Amsterdam se está planteando cerrar el Barrio Rojo por el acoso turístico

Amsterdam se está planteando cerrar el Barrio Rojo por el acoso turístico
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Ir a Holanda. Pensar en interminables campos de tulipanes, quesos, molinos y canales. Visitar Amsterdam es ver canales entrar en el museo Van Gogh, en el Rijksmuseum y en la casa de Anne Frank, o la de Rembrandt y también visitar calles y zonas, pero ahora la alcaldesa de la ciudad se está planteando cerrar el Barrio Rojo por el acoso turístico.

El barrio de las luces rojas, las cortinas y las mujeres detrás de escaparates ya no es de este siglo, y mucho menos de la manera de comportarse de la gente. Los turistas se agolpan, sacan fotos, golpean los cristales y se burlan de las trabajadoras sexuales, unido al aumento de la delincuencia, lo que ha llevado al debate de la clausura de este lugar "típico" de Amsterdam.

15148570953 D3a0ee0c9d K

La atracción turística estaba volviendo impracticable el barrio para residentes y trabajadoras sexuales y ya se han ido reduciendo las licencias de los guías. Nada de visitas en grupo a lo loco como si de un paseo por el Coliseo romano se tratara: pocas y con horarios reducidos. Así mismo se están valorando otra serie de medidas que van desde una total clausura a la búsqueda de soluciones menos radicales.

Amsterdam 2559 1920

Las trabajadoras sexuales de De Wallen, que es como se conoce el barrio, insisten en defender su profesión, reclamando un reconocimiento de sus derechos como autónomas. Por su parte, desde el ayuntamiento, la primera alcaldesa que tiene la ciudad quiere buscar soluciones prácticas: "Sólo tengo tres condiciones : mejorar los derechos humanos de las trabajadoras sexuales, y reducir los delitos y las molestias", aunque bien es cierto que es una profesión y una práctica que levanta ampollas en lo referente a su tratamiento. No obstante, mantiene que no es su intención expulsar a las trabajadoras de la ciudad, sino mejorar sus condiciones.

Por otro lado, una de las razones de esa masificación y falta de respeto a las visitas del barrio es un mal común que afecta a toda la ciudad: el aumento del turismo de bajo coste asociado a las despedidas de soltero, en grupos masivos de turistas ebrios que tiran bicicletas a los canales y beben en la calle, a pesar de que está prohibido, y en las que los ánimos son una diversión poco sana y nada respetuosa con el entorno del Barrio Rojo. Seguiremos atentos a todas las noticias en torno a las medidas a tomar.

Imágenes | PublicDomainPictures en Pixabay, Steve Parker, .:My Drawer:.,

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir