Compartir
Publicidad
De viaje pre-inaugural en el 'Symphony of the seas', el barco más grande del mundo
Noticias

De viaje pre-inaugural en el 'Symphony of the seas', el barco más grande del mundo

Publicidad
Publicidad

Los cuatro mayores empleadores del mundo son el Pentágono, el Ejército Popular de Liberación China, Walmart y MacDonalds. Después de ser asistido por los miles de tripulantes que hay en el Symphony of the seas, uno piensa que este barco debería entrar holgadamente en esa lista.

Y es que el Symphony of the seas es el barco más grande del mundo (el doble que el Titanic, por cierto), incluso es un poco más grande que el Harmony of the seas, que también tuve la oportunidad de probar hace un par de años.

Pleonasmo de cifras

Home Hero Bckup Desktop 1920

El pasado 27 de marzo me invitaron a viajar en el Symphony of the seas en un viaje pre-inaugural que partiría desde Málaga hasta Barcelona. Naturalmente, acepté la invitación sin pensármelo ni cinco segundos (literal).

Y es que el recién titulado como "barco más grande del mundo" es una experiencia tan hiperbólica que hay que probarlo al menos una vez en la vida, y una segunda vez para asentar la experiencia.

Este innovador barco es el número 25 de la flota de Royal Caribbean y el 4ª de su aclamada clase Oasis, formada también por el Oasis of th Seas, el Allure of the Seas y el Harmony of the seas.

Además de sus diversas propuestas gastronómicas, restaurantes para todos los paladares, jardines para pasear, club de jazz, teatro, bares, piscinas, biblioteca, atracciones diversas y espectáculos sorprendentes (como el musical Hairspray), este barco dispone de The Ultimate Family Suite, una suite familiar tan completa que parece un barco en sí mismo: dos plantas, tobogán para los niños, una mesa de air hockey, un televisor de 85 pulgadas, tres consolas de videojuegos, un muro de Lego de 100 pies de largo, y un balcón con bañera de hidromasaje.

Todo es tan abundante y gigantesco en este barco que resulta imposible describirlo con palabras sin tropezar continuamente en el pleonasmo y la tautología. Surcar los mares en una masa tan grande es tan estable que se te olvida que estás en un barco, más bien que está en un resort o incluso en un pequeño pueblo con 5.000 personas más.

Tal vez, podamos aproximarnos un poco a la sensación de vértigo que produce el pasarse horas y horas andando sin cubrir todo lo que se puede ver:

  • 20 restaurantes diferentes con más de 300 tipos de menú individual.
  • Se pueden contemplar más obras de arte que pinturas en el Louvre.
  • 7 barrios distintos con sus ambientes bien delimitados, para cambiar de aires: Central Park, Boardwalk, Royal Promenade, Pool and Sport Zone, Vitality at Sea Spa and Fitness Center, Entertainment Place y Youth Zone.
  • El barco está construido con más de medio millón de piezas individuales, 27 veces más que las piezas que constituyen la Torre Eiffel.
  • La altura total del barco es de 362 metros, el doble que el Washigton Monument.
  • Un tobogán de agua, The Ultimate Abyss, es el más largo y alto del mundo en alta mar, nada menos que tiene 45,72 metros de longitud, es decir, que es más largo que el Buckingham Palace.
  • Hay 94 maneras de mojarse entre piscinas, piscinas de olas y fuentes, incluida una piscina-teatro para la exhibición de uno de los espectáculos, que tiene diez metros de profundidad.
  • Total de pasajeros posible: 6.680. Sumándole una tripulación internacional de 2.200 personas.
  • 18 cubiertas.
  • 24 ascensores.
  • 2.759 camarotes.
  • 4 propulsores de proa con 7.500 caballos de potencia cada uno, más que 7 motores de un coche Ferrari.

En fin. Con permiso de David Foster Wallace, what´s else?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio