Compartir
Publicidad
Publicidad

Descubren en Túnez la ciudad romana de Neápolis sepultada por un tsunami hace 1.700 años

Descubren en Túnez la ciudad romana de Neápolis sepultada por un tsunami hace 1.700 años
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La antigua ciudad romana de Néapolis tiene más de 1.700 años de antigüedad y ha sido encontrada cerca de la costas de Nabeul en Túnez. Este hallazgo confirma que parte de la ciudad fue sumergida por un tsunami en el siglo IV. El equipo de arqueólogos ha descubierto que hay más de 20 hectáreas de esta ciudad sumergida en el fondo del mar.

Las investigaciones para descubrir la ciudad de Neápolis comenzaron en el año 2010 por un grupo de arqueólogos del Instituto Nacional del Patrimonio tunecino y de la universidad italiana de Sassari. El equipo de arqueólogos, capitaneado por Mouni Fantar, empezó a buscar dicha ciudad después de estudiar unos escritos de Amiano Marcelino, un historiador romano del siglo IV d.C. En estos manuscritos, el historiador relata que la ciudad quedó sumergida el 21 de julio del 365 d.C por un tsunami. Además, este fenómeno de la naturaleza también dañó Alejandría y la isla de Creta.

Con este descubrimiento han podido confirmar la teoría de Amiano Marcelino. El equipo ha encontrado calles, monumentos y cerca de 100 de tanques que servían para producir "garum" (garo), un condimento a base de pescado que se utiliza durante la época romana y era muy apreciado. Mouni Fantar ha explicado que este producto era de vital importancia para los ciudadanos de Neápolis y seguramente era su principal fuente de riqueza.

"Este descubrimiento nos ha permitido establecer con certeza que Neapolis era un centro importante para la fabricación de garo y sal, probablemente el centro más grande del mundo romano".

El garum se transportaba en ánforas "que se exportaron a través de la mayor parte del Mediterráneo y que construyeron puentes entre las diferentes ciudades de la zona", según explica Fantar. Este hallazgo ha sido posible gracias a que durante este verano las condiciones climáticas han sido muy favorables para las búsquedas submarinas.

Hasta el momento el gobierno tunecino no ha hecho casi nada para proteger estos lugares, por lo que se han construido muchos edificios sobre las ruinas de Neápolis, según una información del Daily Mail. De todas formas, los arqueólogos quieren que en la zona recién descubierta no se excave, sino que se conserve como una reserva arqueológica para las futuras generaciones.

Foto | Facebook
En Diario del Viajero | Delfines y ruinas romanas de Troia en el Alentejo portugués
En Diario del Viajero | Las espectaculares ruinas sumergidas de Alejandría se convertirán en un museo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio