Compartir
Publicidad

Gracias a la impresión 3D los aviones serán más ligeros y los vuelos, más baratos

Gracias a la impresión 3D los aviones serán más ligeros y los vuelos, más baratos
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Todavía es prematuro pronosticar la revolución que va a suponer la impresión 3D en todos los ámbitos de la vida (ya podemos imprimir pequeñas piezas y hasta alimentos), pero lo que está claro es lo que ya está produciendo en muchas industrias, incluida la aeroespacial.

En los aviones, controlar el peso del vuelo es prioritario para calcular el gasto de combustible y otros factores. Para que os hagáis una idea de cuán importante es eso, basta con poner el ejemplo del ahorro que supuso en 2013 para la compañía American Airlines el sustituir los manuales de vuelo de papel por versiones digitales destargadas en iPads: se redujeron así 15,8 kg en cada avión, ahorrándose 12 millones de dólares en costes.

Por ejemplo, la división de aviciación de General Electric (GE) tiene previsto emplear la impresión 3D para producir al menos 100.000 piezas en el año 2020, lo que potencialmente suprimirá 453,5 kg de peso en cada motor de avión. Esa reducción resultará extraordinaria en aras de reducir los costes, como explica Martin Ford en su libro El auge de los robots:

La reducción en la cantidad de combustible a causa de quitar más o menos 1.360 kilos a cada avión, podría ahorrar anualmente unos 1.000 millones de dólares o más.

Una de las piezas que concebirá la impresora 3D de GE será una boquilla de combustible, que normalmente precisa el montaje de veinte piezas separadas. La impresora 3D creará todo el componente como una sola unidad, totalmente ensamblada. Y esot es solo la punta del iceberg de lo que está por venir. ¿Esta extraordinaria reducción de costes repercutirá en la oferta de vuelos más económicos? Lo lógico sería pensar que sí. De modo que, crucemos los dedos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos