Portugal pondrá a prueba tu vértigo con 516 Arouca, el puente colgante más largo del mundo

Portugal pondrá a prueba tu vértigo con 516 Arouca, el puente colgante más largo del mundo
Sin comentarios

Ingeniería y naturaleza, dos cosas que nos encantan en esta página, sobre todo ahora que lo que ansiamos es el aire libre y visitar nuevos lugares. Sin lugar a dudas, viviendo en Galicia lo que os vamos a presentar hoy es una de mis cosas pendientes en cuanto se pueda, porque Portugal podrá a prueba nuestro vértigo con 516 Arouca, el puente colgante más largo del mundo.

En el norte de Portugal está esta espectacular obra de ingeniería que está viendo que el Covid-19 ha truncado un poco sus planes de inauguración, pero que no dudamos que en cuanto pueda, en cuanto todos podamos, iremos a verla y a disfrutar del aire libre y la libertad de las alturas.

A 60 kilómetros al suroeste de Oporto se inaugurará próximamente un colosal puente colgante peatonal que pasará a formar parte del geoparque en el que están los pasadizos del río Paiva. Con sus 516 metros de largo por 1,20 metros de ancho y 175 metros de alto este nuevo puente desbanca al Charles Kuonen Suspension Bridge de Suiza (494 metros de largo y 85 de alto) como puente peatonal suspendido más largo del planeta.

Los passadiços do Paiva son una ruta senderista de ocho quilómetros por las laderas del rio y que hacen las delicias de los amantes de la naturaleza. Al unirse al entorno el espectacular Arouca 516 esperan que la zona se convierta en una de las mayores atracciones de aventura del norte de Portugal. Además en los alrededores se puede encontrar la cascada de Aguieiras, las pasarelas de Paiva, el puente de Alvarenga, la garganta de Paiva, las playas de los ríos Areinho y Vau, pueblos de Alvarenga, Canelas y Espiunca. Para disfrutar de Portugal en estado puro.

El suelo del puente es de rejilla metálica abierta no apta para aquellos que tengan el más mínimo ápice de vértigo y que será una atracción más para los más atrevidos. La elección de este material es para ofrecer la mínima resistencia al viento y evitar así brusquedades durante las rachas más fuertes. La construcción cuenta con todas las medidas de seguridad, por lo que cualquier atisbo de peligro será una mera percepción y visitarlo costará 12 euros.

Imágenes | @ponte_516arouca

Temas
Inicio