Compartir
Publicidad

Y el Machu Picchu también parece condenado a morir de éxito

Y el Machu Picchu también parece condenado a morir de éxito
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A riesgo de ser pesados esto empieza a ser preocupante. Si hace nada estábamos con la instauración de tasa a las visitas de un día a Barcelona, o el posible cierre de la Plaza de San Marcos en Venecia ahora nos encontramos con que estamos teniendo demasiados accesos en masa al Machu Picchu y se están tomando ya medidas para impedirlo o de lo contrario también parece que está condenado a morir de éxito.

Colas para coger el autobús, para la subida, para la bajada, para comprar entrada, para el baño, para todo, hasta Perú y su Machu Picchu está llegando la masificación turística y desde primeros de mes tenemos normas para acceder a la ciudadela inca, que justo en estos días cumplía el 106 aniversario de su descubrimiento.

El año pasado recibió 1.419.507 visitantes, cifra que es una barbaridad pero que parece aún más al saber que la mayoría fueron durante los meses de verano. Se habla de gente que, al querer ver amanecer en la Ciudadela, se pone a la cola del autobús para subir en Aguascalientes a las 2.30 de la mañana... ¡y el primero sale a las 5.30! Una vez arriba ya casi es mejor que no te plantees ir al cuarto de baño con prisas porque tendrás un problema y ten por seguro que casi esperarás una hora por el autobús de bajada. Visto esto, las autoridades han instaurado una serie de medidas para intentar solucionarlo:

  • Horarios: Dos turnos a elegir, de 06:00 a 12:00 horas el primero y de 12:00 a 17:30, estableciendo una estancia máxima de 4 horas.
  • Guía : Desde el 1 de julio si quieres acceder a la ciudadela deberás hacerlo forzosamente con un guía que no llevará más de 16 personas por grupo.
  • Podrás salir y volver a entrar una vez (no hay baños dentro del área arqueológica), durante el horario que te corresponda y dentro de tus cuatro horas.
  • La entrada gratuita para los ciudadanos de Cusco se limita únicamente a los domingos.
  • Terminantemente prohibidos los palos-selfies, los alimentos y bebidas, los animales, los tacones, paraguas, instrumentos musicales y coches de bebé.
  • Imprescindible entrada previa a través de la página oficial de Machu Picchu donde hay mucha más información.

Bueno, pues está visto que cada vez es más preocupante el turismo de masas y en ciertos meses. En serio, ojalá que no se nos muera de éxito.

Imagen | Cedric Lienart
Más información | El País
En Diario del Viajero | Machu Picchu 2016: Fechas de cierre y cupos de acceso a las montañas de Machu Picchu y Wayna Picchu
En Diario del Viajero | Machu Picchu: sus áreas arqueológicas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio