Compartir
Publicidad

La tienda que puedes encontrar en París si no crees en Dios

La tienda que puedes encontrar en París si no crees en Dios
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya habíamos visitado tiendas para monstruos, en Londres, o para piratas, en San Francisco. Incluso hay una tienda para superhéroes en Nueva York (que he tenido la oportunidad de visitar hace apenas tres días: ya os contaré mi experiencia). Así que no nos debería parecer tan extraño que en una angosta calle de París, tras el Museo del Louvre, podamos encontrar una tienda para ateos o para gente que busca respuestas fuera de la religión. Su nombre es The School of Life.

Tampoco resulta extraño porque, como explicamos en otra ocasión, las iglesias han perdido en muchos lugares su monopolio para transmitir un tipo de misticismo: algunas se han reconvertido en otra clase de espacios igualmente místicos, como una biblioteca o una sala de conciertos.

La tienda de marras para gente que no cree en Dios se encuentra exactamente en la calle Pétrelle, en su número 28. Abre fuera del horario de oficina, lo cual es de agradecer (porque los ateos, aunque el trabajo sea un castigo divino y lo divino ni les vaya ni les venga, también deben trabajar para llevar el pan a casa). Como manifiesta en la web de la tienda:

Nos proponemos explorar las grandes preguntas de la vida. No tenemos todas las respuestas, pero vamos a examinar todas las ideas inspiradas en el arte, la literatura, la filosofía, la psicología, lo que debería estimularte, consolarte, alimentarte y provocarte.

La tienda constituye la primera sucursal en Francia de una cadena que comercializa, además de recuerdos tipo tazas o cuadernos, libros de filosofía. Ofrecen clases y terapias. También publican libros, organizan eventos, y venden objetos y herramientas que facilitan la búsqueda de una vida más plena. También cuentan con una empresa de consultoría y formación para empresas.

No es extraño, tampoco, que Francia sea posiblemente el primer lugar del mundo donde nace una tienda atea. No en vano, aquí fue donde nació la Ilustración, donde se decapitaron cabezas de reyes y donde el secularismo ha desplazado la enseñanza religiosa de las escuelas.

Por otra parte, tampoco desentona nada una tienda atea en una época, la actual, en la que florecen libros y pensadores ateos profundamente científicos (en el sentido de que no creen las cosas si detrás no hay evidencia que la respalde), como Richard Dawkins (que ya la lió con sus autobuses ateos), Christopher Hitchens o Daniel C. Dennet. Todos con libros que, ignoro si se venden en la tienda atea de París, pero que os recomiendo encarecidamente leer.

Vía | Yorokobu

Sitio Oficial | The School of Life

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio