Publicidad

La casa de Paco de Lucía en Toledo se ha convertido en un encantador hotel boutique

La casa de Paco de Lucía en Toledo se ha convertido en un encantador hotel boutique
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Cuando uno piensa en Toledo lo que le viene a la cabeza es sin lugar a dudas El Greco, o incluso Gustavo Adolfo Bécquer, pero es una ciudad muy ligada a otros artistas, y se puede hacer un pleno hospedándose en la casa de Paco de Lucía, que se ha convertido en un encantador hotel boutique. Una rehabilitación cuidada y una situación inmejorable la avalan.

Y sí, para los sorprendidos, Paco de Lucía se enamoró un día de Toledo y situó allí su residencia porque para él era una ciudad de la que decía que te trasladaba en el tiempo, en la que podía salir a pasear por la calle y volver a casa con una sensación muy bonita, de paz, de vivir en otro tiempo.

Patio Escalera

La casa es una típica casa-patio toledana del siglo XV rehabilitada inicialmente en 2002 y donde Paco de Lucía vivió y llegó a componer parte de su ultimo disco “Cositas Buenas”, considerado por la crítica como una obra maestra. A principios de 2017, tras años de abandono, sufrió una nueva rehabilitación y la convirtieron en "Entre dos aguas", un precioso hotel boutique de cinco habitaciones distribuidas alrededor de un patio central y con un encanto propio en el que se aprecia el alma de su antiguo morador.

El hotel está en el número 2 de la Plaza de Santo Domingo, creando una suerte de triángulo del arte con el Monasterio de Santo Domingo el Antiguo, donde está enterrado El Greco, y el 8 de la Calle de San Ildefonso, donde está la casa en la que vivió Gustavo Adolfo Bécquer en el siglo XIX. Algo especial fluye en el aire con ese pasado.

Patio

La maravilla de patio central está decorada al más puro estilo andalusí, donde el sonido del agua de la fuente y los acordes de guitarra te envuelven mientras admiras las plantas que caen de los corredores superiores: geranios, palmeras y hasta un limonero. Allí se puede desayunar o comer en alguna de las cinco mesas situadas en el centro. La cocina para uso y disfrute de los huéspedes hará que se sientan en casa.

Maestro

Las cinco habitaciones son un claro homenaje a Paco de Lucía: Río Ancho, La Barrosa, Luzía, Almoraima, La Maestro y Cositas Buenas. La decoración está toda hecha con muebles de estilo colonial, sencillos, sin ampulosidades. La Maestro es la habitación en la que dormía él y la Cosas Bonitas es una pequeña habitación individual con vistas a los tejados de Toledo en la que se sentaba a componer.

Terraza

Y si lo que te gusta es esa paz que da ver una ciudad desde arriba el lugar ideal es disfrutar de la terraza, que está abierta a cualquier hora del día para que el huésped se acerque a leer, a jugar a las cartas, a tomar un café o simplemente a disfrutar de un maravilloso atardecer.

Estudio

El sótano guarda una sorpresa: el estudio-grabación en el que artistas como Alejandro Sanz, Tomatito o Diego el Cigala coincidieron en la grabación de "Cositas Buenas" en 2004. No puede faltar una foto del maestro en la estancia, para hacer más real su presencia. En sus paredes aún están las planchas de espuma que lo insonorizaban.

Imágenes | Entre dos Aguas

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir