Compartir
Publicidad
El lago Vouliagmeni, un tesoro termal junto al Egeo
Recomendaciones de la casa

El lago Vouliagmeni, un tesoro termal junto al Egeo

Publicidad
Publicidad

A tan solo 20 kilómetros al sur de Atenas encontramos un pequeño paraíso termal, un precioso lago para relajarse en sus aguas, en un entorno excepcional. Limni Vouliagmenis es un lago de aguas termales y propiedades terapéuticas situado junto a un acantilado con vistas privilegiadas, cerca de la población de Vouliagmenis.

El lago, de agua salobre, ya que está conectado con el mar, tiene una temperatura que no desciende de los 20 grados centígrados, por lo que abre durante todo el año. La fama del lugar ha hecho que tengamos que pagar una entrada, pero para muchos merece la pena dada la recompensa final.

El núcleo urbano de Vouliagmenis se ha consolidado con el paso del tiempo como un resort vacacional para los amantes del turismo de playa, sol y deportes náuticos, con sus conocidas playas de arena. Y el lago que lleva su nombre es un destino muy frecuentado durante cualquier estación.

El lago Vouliagmeni ("Lago hundido"), que se formó hace unos dos mil años, se nutre de corrientes marinas subterráneas que se filtran a través de la masa del Monte Hymettus, ubicado al sur de Vouliagmeni.

Se cree que hace miles de años este espacio era una caverna, cuyo techo y parte de las paredes colapsaron debido a un terremoto. Esto es fácil de imaginar al contemplar el gran precipicio que parece abrazar el lago en su mitad interior, mientras que la vertiente costera está perfectamente abierta con vistas al Egeo.

En el borde del lago comienza una cueva submarina que forma parte de un laberinto de túneles de miles de kilómetros aún no explorado totalmente, cuyo final se desconoce y que ha ofrecido datos interesantes a espeleólogos y geólogos sobre el origen del Mediterráneo.

Para el público general, son famosas sus aguas terapéuticas, beneficiosas para distintas afecciones, y aunque ha sido destino preferente de personas mayores, en la actualidad la oferta se diversifica y acuden personas de todas las edades, en busca de un buen baño relajante en un entorno muy especial.

Sus aguas generalmente oscilan entre los 21º y los 24º centígrados. Un manantial de agua dulce reduce su salinidad a niveles salobres, por lo que no es tan salada como el agua del mar. Estas características y su rico contenido en sulfuro de hidrógeno hicieron que el lago funcionara como un spa ya desde finales del siglo XIX.

Entre la fauna y flora destacables, son curiosos los pececillos "kalógries", que podemos traducir como "monja", por su color negro característico (que hacen funciones exfoliantes a los pies) y el lago también alberga la única población existente de una especie de anémona de mar, Paranemonia vouliagmeniensis.

El lago Vouliagmeni ha sido declarado monumento natural por el Estado griego y forma parte de Natura 2000.

Lago Vouliagmeni Atenas

Entrada al lago Vouliagmeni

En la actualidad, como hemos señalado, se paga entrada al complejo del lago. El lago Vouliagmeni cuenta con todas las instalaciones necesarias para el bañista: vestuarios, baños, tumbonas, parque infantil, cafetería y restaurante (en este se puede comer sin pagar la entrada al lago).

El horario de apertura del lago depende de la época del año, ya que se rigen por el horario solar, abriendo a la salida del sol y cerrando a la puesta, con el anochecer.

El lago Vouliagmeni está a unos 20 kilómetros al sur de Atenas, siguiendo la costa Ática a orillas del mar Egeo. Desde Atenas se puede llegar en autobús hasta Plateia Glyfada (también conocida como Plateia Katraki Vasos), localidad conectada también por autobús con el lago.

Los precios actuales (2019) de entrada al lago Vouliagmeni son los siguientes: de admisión general de lunes a viernes 12 euros. Fines de semana y festivos 15 euros. Los niños de 5 a 12 años pagan 6 euros (menores de 5 años, gratis). Hay precios especiales para estudiantes (con carnet internacional) de 9 euros de lunes a viernes y 12 euros fines de semana y festivos.

Sea por sus propiedades termales, por el entorno, por zambullirse en sus aguas calientes junto al Egeo incluso en invierno, por ver atardecer sobre el espejo del lago junto al acantilado... se me ocurren muchas razones para acercarnos a este pequeño tesoro en un viaje a Atenas.

Fotos | Christos Vassiliou y Roberto Maldeno en Flickr-CC
Sitio Oficial | Limni Vouliagmenis

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio