Compartir
Publicidad
Publicidad
Los molinos de viento de Campo de Criptana
Recomendaciones de la casa

Los molinos de viento de Campo de Criptana

Publicidad
Publicidad

Pocos molinos quedan ya de aquellos que el buen Don Quijote confundió con gigantes armados en la inmortal novela de Miguel de Cervantes. Indudablemente, de existir en alguna parte, es algún lugar de la Mancha. Yo he podido visitar estos Molinos de viento ubicados en Campo de Criptana, en la provincia de Ciudad Real, muy cerca de Alcázar de San Juan, donde también quedan algunos molinos, situados en un alto en las afueras.

Lo espectacular de los molinos de viento de Campo de Criptana es su excelente conservación, y el gran número de ellos, formando una agrupación de diez molinos que deja sin habla al visitante. Los molinos son construcciones muy prácticas, utilizadas para la molienda de granos para hacer harina.

Los molinos de viento de Campo de Criptana en Ciudad Real

Molinos

Los molinos de viento son visitables, y de hecho hay tres que conservan aún la maquinaria original y realizan tareas de molienda. Como ya os contó mi compañera Eva París en este post sobre los molinos de Don Quijote, estos molinos son auténticos edificios históricos construidos durante el siglo XVI.

En esto descubrieron 30 o 40 molinos de viento que hay en aquel Campo…” comienza el capítulo VIII del libro de Cervantes, refiriéndose al Campo de Criptana.

Cervantes daba así comienzo al capitulo octavo del Quijote, cuando éste los confunde con los gigantes contra los que lucharía ante el estupor de su buen escudero Sancho Panza.

No en vano, desde antaño, esta zona de la provincia de Ciudad Real era una de las grandes productoras de harina que se utilizaba para la elaboración de galletas y otros productos.

Por ese motivo, había muchos molinos de viento en la zona. Además de para moler los cereales, los molinos de viento también se usaban para moler la harina de almorta, una leguminosa con la que se elaboran las populares tortas de Alcázar y las gachas manchegas.

Los molinos más antiguos, del siglo XVI tienen nombre: Sardinero, Burleta e Infanto y conservan la estructura y maquinaria original. Junto a ellos, los otros siete molinos, que también tienen su nombre, son posteriores ya que fueron construidos a principios del siglo XX.

Molinos 2

Funcionamiento de los molinos

Los molinos de Campo de Criptana son molinos cilíndricos, construidos en mampostería y blanqueados con cal. Tienen una planta circular con ventanucos en su parte superior. Constan de tres plantas: la superior con las piedras de moler y las inferiores destinadas a almacén de harinas.

Lo peculiar del funcionamiento de los molinos de viento es que al tener las aspas situadas en la parte cónica o caperuza, para orientarlos al viento y que puedan funcionar, requieren que toda la caperuza del molino se gire, moviéndola con un gran palo o palanca que se fija en donde el viento incida sobre las aspas, que para trabajar, se forran de tela.

Molino 3

En la actualidad están situados en plena Sierra de los Molinos, junto al restaurante Las Musas, un lugar más que recomendable para comer, donde podréis probar los platos más característicos de la zona, como las gachas de harina de almorta, los titos o frituras de almorta, -normales o picantes- el clásico pisto manchego y otros manjares. .

Para visitar los molinos, hay que dirigirse al primer molino, en el que está situada la Oficina de Turismo. Allí os explicarán las visitas y os enseñarán un molino por dentro. Es una visita corta pero muy recomendable. La entrada al molino tradicional es 2€ los adultos, y los menores de 5 años no pagan.

El primer fin de semana de cada mes se puede ver el molino funcionando, realizando las tareas de la molienda. Esta actividad se hace normalmente los primeros domingos del mes por la mañana salvo en verano que por el calor suele hacerse la visita los primeros sábados del mes por la tarde-noche.

En Diario del Viajero | Las Torcas de los Palancares en Cuenca, senderismo familiar y naturaleza para disfrutar del otoño
En Diario del Viajero | Obras de Saura, Mompó, Millares, Zobel y Chillida, en el Museo de Arte Abstracto en Cuenca (que además es gratuito)
Fotos | Pakus

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos