Compartir
Publicidad
Siete planes de Pascua en la República Checa con el color verde como protagonista
Recomendaciones de la casa

Siete planes de Pascua en la República Checa con el color verde como protagonista

Publicidad
Publicidad
Jan Zailis

Ya está ahí al lado, así que si no tenéis planes para Semana Santa ya estamos nosotros para venir con ideas algo de última hora que seguro que os encantarán. No habrá en nuestra propuesta ni celebraciones religiosas ni playas, pero sí tradiciones. Nos vamos hasta la República Checa con siete planes de Pascua con el color verde como protagonista.

Los checos tienen tradiciones propias más bien únicas e incluso un poco locas vistas desde España. Los que visitan la República Checa en Pascua tendrán que rebuscar un poco para encontrarse una Semana Santa de exaltación religiosa. pero pronto se tropezarán con fiestas de origen pagano que celebran la llegada de la primavera, que es lo mismo que celebrar el triunfo de la vida (o la resurrección).

Davidmarvan Cervezacheca David Marvan

En muchos de los bares del país, pero sobre todo en los de la ciudad de Brno, los grifos de Starobrno manan cerveza verde aderezada con ortigas y otras hierbas durante el Zelený čtvrtek, el Jueves Verde (Jueves Santo). La Pascua checa es de color verde y repleta de connotaciones primaverales. Ese mismo día, las campanas se silencian hasta el Domingo de Resurrección en señal de duelo. El otro día grande de la Semana Santa es el Lunes de Pascua, festivo y con un carácter tradicionalmente lúdico. Ese día, se celebra el Pomlázka, que es el nombre de la vara de sauce con la que los jóvenes azotan o rocían de perfume las piernas de las chicas, de casa en casa, mientras les cantan. Ellas se lo agradecen atándoles cintas en el palo y regalándoles huevos de Pascua decorados y copas de slivovice, un licor casero. Por si no ha quedado clara la relación con los ritos paganos de fertilidad: las varas quieren transmitir el frescor y la renovación de la primavera, aparte de ahuyentar a los malos espíritus.

Czech Specials

En el Gran Viernes (Velký pátek), no se come carne y antiguamente la gente no trabajaba en el campo para ir a lavarse antes del amanecer a un arroyo; y el Sábado Blanco (Bílá sobota), el día en que se pintan los huevos de colores y se preparan los dulces con forma de cordero.

Pero os hablaba de siete planes diferentes para esa semana llena de tradiciones. Elegid los que podáis, porque todos son igual de atractivos:

Mercadillo de Pascua de Praga

Janzalis Huevospascua Jan Zaliz

Se celebra del 17 de marzo al 2 de abril. Son unos 100 puestos que abren a diario en las plazas de Wenceslao y de la Ciudad Antigua y esos puestos están llenos de comidas y bebidas típicas, juguetes de madera, cristal de Chequia, ropa bordada o muñecas con bonitos vestidos. Cómprate un huevo de pascua decorado a mano a una vendedora con el traje tradicional y cómete unas salchichas a la barbacoa con una Pilsner helada mientras ves a los bailarines folclóricos.

Mercadillo de Pascua de Cesky Krumlov

Ladislavrenner Cesky Krumlov Ladislav Renner

Muy similar al de Praga, el mercadillo de Cesky Krumlov se celebra del 29 de marzo al 2 de abril. Lo que cambia es el entorno, la bella ciudad medieval del sur de Bohemia protegida por la Unesco y, un poco, los trajes y el acento locales. La artesanía procede en su mayor parte de herreros, talladores y sopladores de vidrio de la zona.

Festival Pascual de Música Sacra de Brno

Vámonos ahora a la preciosa ciudad de Brno. Allí se celebra del 25 de marzo al 8 de abril el Festival Pascual de Música Sacra, en distintos templos de la ciudad, como la iglesia barroca de Santos Juanes o la Basílica de la Asunción de la Virgen María de Staré Brno. Desde hace 27 años comienza en el Monte de los Olivos con el oratorio de Beethoven, pasa la vigilia con Mozart en el jardín de Gesemaní y, este año en que se dedica a los tesoros de los jardines de Brno, sale delas murallas urbanas para adentrarse en la iglesia art noveau de la Inmaculada Concepción de Krenová.

Un tren de vapor lleno de tradiciones

Con la primavera parte el primer trenecito de vapor de Jindřichův Hradec a Nová Bystřice (al Sur de Bohemia). Durante la ruta tiene lugar un programa especial en el que son protagonistas las tradiciones checas de la Semana Santa. Incluso existe la posibilidad de hacer el viaje en la cabina del conductor. El trayecto dura unas 5 horas y tiene un precio de 250/125CZK (billete familiar: 650CZK) y es sólo los días 31 de marzo y 1 de abril.

Recibir la primavera en el castillo de Křivoklát

Ladislavrenner Krivoklat Ladislav Renner

El trabajo se acumula para los mismos días (31 marzo - 1 abril) La tradicional bienvenida a la primavera en el castillo de Křivoklát traslada a sus visitantes a 150 años atrás para poder conocer los oficios, tradiciones y gente de la época. Para llegar hasta allí desde la ciudad más turística se ha habilitado un tren histórico que completa el trayecto Praga-Křivoklá.

El trolebús histórico de Pardubice

Únicamente el Lunes de Pascua, de 10 a 16 horas, un histórico trolebús recorre las calles de Pardubice, al este de Bohemia, . Una oportunidad única para los aficionados a los viajes en el tiempo y, por supuesto, para los más pequeños. El precio es de 80 centimos de euro, excepto para los niños menores de 3 años, que suben gratis.

Lunes de Pascua con traje típico en Vlčnov

Janvolejnicek Tradicionprimaveral Jan Volejnicek

En Vllčnov, un pequeño pueblo al Sur de Moravia, se mantienen hasta hoy unas tradiciones regionales muy peculiares. Por eso, su tradicional Cabalgata de los Reyes, que se celebra todos los años en mayo, es Patrimonio Inmaterial de la UNESCO. Los chicos protagonistas de la Cabalgata se visten también con sus trajes típicos el Lunes de Pascua. Siguiendo a su rey, dan la vuelta al pueblo visitando a las chicas.

Más info | Czech Tourism
En Diario del Viajero | Estos son los destinos más baratos para viajar en Semana Santa (2018)
En Diario del Viajero | Balnearios curiosos: un spa de cerveza en Praga

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio