Compartir
Publicidad
Un día de lujo y playa en el Club La Cabane de Marbella
Recomendaciones de la casa

Un día de lujo y playa en el Club La Cabane de Marbella

Publicidad
Publicidad

No es que yo sea muy aficionado a pasar el día al sol, tostándome la piel para lucir moreno, ni frecuento asiduamente el turismo de playa como forma de ocio en vacaciones, pero hay que reconocer que poder pasar un día de lujo y playa en el Club La Cabane de Marbella es una experiencia turística -y también gastronómica- muy recomendable y por eso he querido contaros mi vivencia.

Aunque forma parte del complejo hotelero del Hotel 5* Gran Lujo de Los Monteros en las afueras de Marbella, no es necesario estar alojado en dicho hotel para poder disfrutar de sus instalaciones y es algo que hace mucha gente, tanto para acceder a su piscina, sus tumbonas y camas para tomar el sol, o para asistir a su excelente buffet, todo con productos de alta gastronomía que hacen de esta visita una experiencia inolvidable y muy recomendable.

El acceso y la zona de recepción

Img 1444

Al llegar a la Cabane -hay unos coches eléctricos que te llevan sin coste desde la puerta del hotel Los Monteros- se accede a una recepción en la que se puede contratar el servicio que se desee. Ya sea una tumbona, una cabaña, una cama Vip para tomar el sol o simplemente el acceso al restaurante, todas las opciones son de libre acceso para los clientes del hotel o para quien quiera acercarse aunque no sea cliente.

Por su inmejorable situación y el excelente servicio prestado a los clientes, además de ser una opción estupenda para un día especial de playa y lujo, también es un lugar elegido con frecuencia para celebraciones de comuniones, bodas y otros eventos, que suelen celebrarse al cerrar el horario al público.

Los horarios

Piscina La Cabane Horarios

En los meses de junio a septiembre, está abierto desde las once de la mañana hasta las siete y media de la tarde, tras lo cual se cierra y prepara para el día siguiente o para los eventos que puedan haberse contratado para la noche.

Servicios de comida y bebida

Además de un snack bar en el que se puede pedir comida y bebida -que te traerán a la mesa, a la tumbona o a tu cama Vip, el Club de playa La Cabane cuenta con restaurante a la carta para comer a mediodía, y un buffet, para los fines de semana -que en agosto abre a diario- siendo esta última la opción que tuve ocasión de probar.

Los precios

Desde los 35 euros que cuesta por persona el acceso a la piscina con una tumbona y sombrilla -con una brocheta de frutas como cortesía, a los 80 por persona que cuesta una cama Vip donde relajarse disfrutando de las vistas del mar, los precios no resultan caros ni disuasorios teniendo en cuenta las muchas horas en que se disfrutará del ambiente relajado, la piscina y el servicio de bar o restaurante que ofrece este Club de Playa.

La Cabane Champagne

Además, el precio de la cama Vip incluye una botella de Champagne para dos, plato de fruta, amenities especiales, toallitas refrescantes y servicio personalizado, que completan la espectacular experiencia para satisfacción de los que lo contratan.

En todo momento, el personal es atento y respetuoso, acercándose si se le demanda para atender siempre con una sonrisa a sus clientes. Esto hace que tanto parejas como familias se sientan en la gloria, -como me hicieron también sentir a mi- mientras disfruté de sus instalaciones.

El buffet de La Cabane

Buffet La Cabane

Mención aparte y exposición detallada merece el buffet. Pese a que su precio de 88 euros más bebida puede parecer un precio elevado, os aseguro que cuesta mucho menos de lo que vale, dada la cantidad y calidad de los alimentos que se incluyen. Esto hace que muchísimas personas acudan y reserven para esta opción, -además de reservar o no una tumbona o una cama- para disfrutar de una jornada inolvidable en la Costa del Sol.

En el buffet hay jamón ibérico, salmón ahumado, salmón marinado, atún de almadraba, cigalas grandes, gambas blancas de Huelva, enormes carabineros, langosta cocida, todo tipo de ensaladas, paellas y arroces, buena carne y platos de pasta. Y además todo un lujo, una parrilla en la que puedes pedir que te hagan un bogavante, -como el que tenéis más abajo- un trozo de solomillo, rodaballo, lenguado y todo tipo de deliciosos alimentos expuestos que elevan la experiencia a un altísimo nivel en lo culinario.

Bogavante Cabane

Por si eso no fuera suficiente, la zona de postres no tiene nada que envidiar a una buena sección de repostería y por un día, todos los que acuden se dan el homenaje repitiendo de unos y otros suculentos manjares hasta quedar más que saciados. Yo mismo abusé un poco y probé tanto las cigalas y gambas como un bogavante a la plancha, seguido de un lenguado, sin privarme a la hora del postre.

El precio en cualquier otro lugar si hubiera pedido esto mismo a la carta -y seguro que hubiera sido dificil conseguir una calidad tan buena como la que nos ofrecieron- hubiera sido mucho más alto, y más en una zona de vacaciones con el prestigio y lujo de Marbella.

Cabane 6

En resumen, que un día es un día y si tenéis ocasión, incluyo este Club de Playa La Cabane de Marbella entre mis recomendaciones de la casa, por su atento servicio, la calidad de sus instalaciones y por supuesto por la calidad de su restauración, uno de los aspectos que más valoro en mis vacaciones.

Imágenes | Pakus
Más información | Web La Cabane
En Diario del Viajero | Mundaka, la mejor ola de izquierdas de Europa
En Diario del Viajero | ¿Vacaciones en el mar o en la montaña? La ciencia dice que en la playa descansamos más

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio