Compartir
Publicidad

Systembolaget, el único sistema para comprar alcohol en Suecia

Systembolaget, el único sistema para comprar alcohol en Suecia
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estás en Suecia. Es sábado por la tarde y te apetece comprar una botella de vino para llevar a unos amigos que celebran una cena. Intentas buscar un lugar donde comprarlo. Es inútil, no hay ninguno. En Suecia, sólo las tiendas del monopolio estatal Systembolaget (literalmente ‘la compañía del sistema’) pueden vender alcohol de más de 3,5%.

Las 411 tiendas del Systembolaget están repartidas por las principales localidades suecas y cuentan con un estricto horario. En general, cierran a las seis de la tarde los días de diario (a veces algo más tarde los jueves y viernes) y a las tres de la tarde los sábados. Cierran hasta el siguiente lunes.

El sistema está pensado para controlar el abuso de alcohol. Además del horario limitado, los dependientes no venden alcohol a los clientes si piensan que ya se encuentran bajo la influencia de la bebida, si no pueden verificar su edad o si piensan que el cliente está comprando en nombre de terceros. Sólo los mayores de 20 años pueden comprar.

A favor del Systembolaget hay que decir que dispone de una amplísima selección de todo tipo de cervezas, vinos y licores. Todos los productos que allí se venden pasan serios controles de calidad cada año. Por tanto, allí no se vende ‘garrafón’.

La política de la compañía es no favorecer ninguna marca. Esto supone, por ejemplo, que o bien todas las marcas de cerveza están refrigeradas, o bien ninguna (en la práctica sucede lo segundo). Los dependientes tampoco pueden recomendar ninguna marca concreta. No existe ningún tipo de ofertas ni promociones tipo ‘2×1’ o similares.

Los precios son en general bastante elevados. Los impuestos sobre los licores destilados son muy altos, por tanto una misma botella de Absolut Vodka (producto nacional) cuesta la mitad en España que en la propia Suecia. El vino y la cerveza tienen impuestos más bajos.

Alternativas al Systembolaget

Desde la entrada en vigor de la libre circulación de mercancías en la Unión Europea, los suecos pueden introducir tanto alcohol como quieran procedente del extranjero, lo cual reduce la efectividad del Systembolaget. Particularmente tras la apertura del puente de Øresund, que une Malmö con Copenhague por ferrocarril y carretera, es muy fácil viajar desde el sur de Suecia a Dinamarca y volver con el maletero lleno.

Otra opción, especialmente popular para los habitantes de Estocolmo, es tomar un ferry con escala en las Islas Åland (donde existe el ‘tax-free’) o con destino a Tallinn (Estonia), donde el alcohol es mucho más barato y se vende sin restricción.

Dentro de la propia Suecia, el Systembolaget tiene partidarios y detractores. Lo cierto es que las cifras de alcoholismo se mantienen muy controladas, así como el consumo de alcohol entre menores. Paradójicamente, los mayores de 18 años pueden entrar en ‘pubs’ y discotecas y pedir alcohol, a pesar de que no pueden comprarlo en la tienda hasta los 20 años.

En caso de no encontrar un Systembolaget abierto, sólo existe una alternativa: la cerveza de menos de 3.5% (cuyo sabor y efectos se asemejan más al agua con gas que a la verdadera cerveza). Se puede encontrar en cualquier tienda de 24 horas (‘7-Eleven’ y similares), aunque suele ser una opción de último recurso.

En las vecinas Noruega y Finlandia también existen monopolios similares (Vinmonopolet y Alko, respectivamente), sin embargo el límite de venta libre en tiendas es del 4,7%, con lo cual todavía se pueden encontrar cervezas o sidras decentes fuera de las tiendas estatales.

Más información | Página oficial de Systembolaget
En Diario del Viajero | Suecia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio