Compartir
Publicidad
Publicidad

Cuba: viajar en coco taxi

Cuba: viajar en coco taxi
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

No caben dudas de que, para conocer un destino en profundidad sin perderse ningún rincón o costumbre, ir a pie es lo aconsejable. Aunque, claro, hacerlo en los transportes públicos es otra buena opción. Pero, si de Cuba se trata, el coco taxi es una divertida y pintoresca posibilidad.

Lejos de los taxis corrientes, estos originales vehículos pueden apreciarse recorriendo, por ejemplo, La Habana y llevando a los turistas que disfrutan de ese tipo de paseos con la brisa rozando su piel.

Se trata básicamente de una motocicleta (o triciclo) cubierta por una carrocería redondeada que, muchos dicen, le da forma de coco y de allí su nombre. Una media carcasa que deja al descubierta el frente del taxi.

Así, en el asiento delantero se ubica el conductor con su correspondiente casco y, en el asiento trasero, los pasajeros. Cabe destacar que el coco taxi sólo tiene espacio para dos viajeros.

En circulación desde finales de los años 90, este tipo de vehículos pintados de color amarillo se encuentran disponibles sólo para el turismo y, por tal motivo, deberá pagarse su tarifa en pesos convertibles.

Y es por ello que, antes de emprender el viaje, será conveniente explicar al conductor hasta donde se desea llegar, preguntar el precio y, en caso de no estar de acuerdo, intentar negociar.

Esto es así dado que, muchas veces, viajar en coco taxi puede llegar a ser más caro que hacerlo en un taxi corriente. ¿Por la experiencia? ¿Por lo pintoresco? Quién sabe…

Foto | María Sol Rizzo En Diario del Viajero | Cuba: qué y dónde comer y beber En Diario del Viajero | Cuba: La Bodeguita del Medio

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio