Compartir
Publicidad

Bucear en Zanzíbar, una inolvidable experiencia. Zanzibar (III)

Bucear en Zanzíbar, una inolvidable experiencia. Zanzibar (III)
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde que empecé a hablaros de Zanzíbar han pasado ya dos meses y tenía ganas de contaros más cosas de este territorio autónomo perteneciente a Tanzania, que tanto tiene que ofrecer al viajero. Además de las curiosidades sobre el país que os conté al hablaros de Freddie Mercury, su más famoso ciudadano, una de las mejores razones para visitar esta zona es Bucear en Zanzíbar, una inolvidable experiencia.

La isla principal de Zanzíbar, llamada Unguja especialmente su zona norte es idónea para la práctica del buceo deportivo o submarinismo, siendo una bonita actividad para practicar prácticamente durante todo el año, ya que la temperatura de las aguas es muy agradable, su color turquesa invita a sumergirse y la visibilidad es siempre magnífica. ¿Qué nos espera ahí abajo?

Bucear en Zanzíbar

Bucear en Zanzíbar es sin duda una buena elección. El trato es magnífico, los precios son baratos y hay mucho que hacer y mucho que ver. Desde Unguja, donde podéis disfrutar de magníficos spots de buceo, salen además excursiones a las otras islas famosas por el fondo submarino, la isla de Mafia y sobre todo Pemba, donde si puedes debes ir uno o dos días para hacer unas cuantas inmersiones.

aguas de zanzibar

Entre una y otra inmersión, los marineros nos preparaban grandes bandejas de fruta tropical, que servía estupendamente para reponernos y descansar, a la vez que recuperabamos vitaminas y líquidos. Y al regresar, estas aguas cristalinas y las construcciones de Nungwi sobre palafitos de madera, ofrecían un paisaje muy atractivo.

Nungwi, situado en el punto Norte de la isla de Unguja, es un pueblo de pescadores, dedicado sobre todo a la pesca, al turismo y al submarinismo. En los alrededores de esta población, encontramos más de 20 spots o inmersiones localizadas muy interesantes. Al final de la entrada hay un pequeño mapa --dibujado en una pared-- con las mejores.

Además de bucear puedes contratar paseos en sus veleros llamados Dhows, excursiones de pesca o disfrutar de paseos por sus playas, donde te cruzarás con Masais, holandeses y otros europeos y algunos tanzanos buscándose la vida vendiendo cosas a los turistas.

Por las tardes la gente pesca con redes en la playa y puedes disfrutar en la bajamar de vistas maravillosas, sobre todo si aprovechas para comer en los restaurantes locales que te ofrecen cocina del mar, calamares, pescados a la parrilla y mariscos. Es bastante animado, sobre todo por las noches, cuando los restaurantes de los hoteles abren al público y decoran con velas sus mesas.

estrella
Bajo el agua, la vida es increíble. Las inmersiones se hacen tanto desde la playa, caminando hacia adentro, disfrutando desde el primer momento de preciosas y coloridas estrellas de mar o desde los barcos de madera que te llevan a los spots, todos ellos muy cerca de la costa por lo que la navegación dura como mucho unos 20 minutos.

A unos 6 metros de profundidad, hay mucha vida. Tanto pequeños nudibranquios muy vistosos, tipo Vaquita suiza y otros similares como formas de vida de tamaño importante como tortugas, tiburones y muchos peces tropicales. Coloridos peces ángel, numerosas morenas y congrios y todo tipo de formaciones coralinas alegran la vista durante las inmersiones.

Se ven muchos bancos grandes de peces, sobre todo en la zona cercana a los arrecifes y la visibilidad es tan buena que apenas hay que hacer esfuerzo para hacer buenas fotografías más que dejarse llevar por la débil corriente y disfrutar de la inmersión.

vida submarina en zanzibar

Hay que tener cuidado porque los fondos son arenosos y peces de la familia de las escorpóreas como el pez escorpión, el cabracho y similares, pueden esconderse en el fondo, --casi siempre junto a las rocas-- para cazar. Igual intentaba una pequeña raya a la que sorprendimos cubierta de arena antes de salir disparada al verse descubierta.

Además de todo lo que se puede ver buceando en Zanzíbar, por ejemplo muchos tiburones puntas blancas, innumerables peces leon (lion fish) cuya caza está autorizada por ser un pez invasivo que se está extendiendo por el mundo sin tener apenas depredador más que el hombre, la experiencia de bucear es cómoda al no haber casi corrientes y ser las temperaturas del agua muy agradables.

Durante las inmersiones, veréis preciosas familias de pez payaso viviendo en anémonas como la de la foto que preside esta entrada. Lo mejor de bucear en Zanzíbar es disfrutar de la limpieza de un mar casi virgen en el que los corales, esponjas y toda la fauna, vive, --al menos de momento-- sin mucha contaminación.

Para el viajero resulta muy cómodo bucear porque normalmente el servicio de las escuelas de buceo se encarga de cargar con todos los equipos hasta la orilla o hasta el barco, con lo que los tradicionales paseos cargado con el equipo puesto y la botella cargada a tope, las aletas en la mano y otras molestias habituales desaparecen en todos los puntos que conocí en la isla. No esperéis grandes comodidades, ni mapas sofisticados, pero el servicio y la atención es de primera.

los mejores spots de buceo

Durante quince días, recorrí la isla de Unguja, la de Tumbutu, buceé en el canal de Pemba y me acerqué al arenal de Leven Bank, donde las aguas azules y las arenas blancas del fondo, casi nos pedían bucear con gafas de sol. Cuánta luminosidad y qué bonito es todo en estas aguas.

Espero que este emocionado recuerdo de mi viaje a Zanzíbar y algunas de las fotos que pude tomar durante mi estancia bajo sus aguas y por encima de ellas os sean útiles para decidiros. Si estáis buscando un lugar tranquilo para bucear, lleno de vida submarina y con unas aguas cristalinas y cálidas, este es vuestro destino.

Como os contaba, bucear en Zanzíbar es una experiencia inolvidable para el buceador avanzado y para el que se acabe de sacar su título de Open Water Scuba Diver, ya que son inmersiones sencillas, entretenidas y en general a muy buen precio. Ya me lo confirmaréis si tenéis ocasión.

En Diario del Viajero | Zanzíbar. La isla de las especias (I) La primera impresión no es lo que cuenta En Diario del Viajero | Freddie Mercury, la guerra más corta de la historia y otros datos curiosos sobre la isla de Zanzíbar (II)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio