Compartir
Publicidad

Trekking al Campo Base del Everest

Trekking al Campo Base del Everest
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con un titular así posiblemente creas que este artículo va destinado a alpinistas con experiencia en el manejo de cuerdas, grampones, falta de oxígeno y demás características que rigen la alta montaña. Sinceramente, vas equivocado. El trekking al campo base del Everest lo puede hacer cualquiera que esté suficientemente preparado para caminatas de 6 a 7 horas diarias durante 10 o 12 días sin otra dificultad que seguir un camino bien trazado y acostumbrar el organismo a la falta de oxígeno que provoca la altura.

En Katmandú existe una multitud ingente de guías y porteadores que os pueden ayudar a hacer la ruta más llevadera pero, verdaderamente, con un mapa y con un máximo de 12 kilos en la espalda es suficiente para realizar esta travesía por vosotros mismos.

El trekking consiste en una sola ruta de ida que puede iniciarse en Jiri (el trekking clásico) o a medio camino en Luckla donde se llega a través de avioneta. Recomiendo la segunda opción ya que el verano pasado la guerrilla maoísta andaba por la zona de Jiri y le pidieron el impuesto revolucionario a un servidor, que por cierto, consiguió librarse y todavía se pregunta cómo lo consiguió! De Katmandú se vuela hasta Luckla donde se inicia una caminata de ida y vuelta que puede durar un máximo de 13 días incluyendo un par o tres de días de adaptación a la altura. El único transporte posible en esas montañas donde habitan los sherpas y los yetis es la avioneta, ni carreteras, ni motos, ni historias. Solamente una pista de aterrizaje y despegue en medio de las montañas mas altas del mundo desde donde volareis de vuelta a Katmandú una vez hayáis terminado el trekking. El precio el verano pasado era de unos 60 dólares la ida que puede dejarse abierta y confirmarla el día antes en Luckla siempre y cuando el tiempo acompañe.

SHERPAS.JPG

La mejor temporada para realizar este trekking es de Septiembre a Noviembre y de Marzo a Mayo. Septiembre quizás no garantice el mejor tiempo pero sin duda es una delicia andar por esos "montes" y no encontrar a demasiados turistas. Recuerda agenciarte con un permiso en Katmandú para poder entrar en la reserva natural de la zona del Everest.

Por el camino existen una buena variedad de pueblos sherpas dónde comer y dormir está a la orden del día y por apenas unos 5 euros se puede cenar, desayunar y dormir en cualquier sitio. Los precios van aumentado a medida que la carretera se encuentra más lejos. Algo que veréis lógico después de encontrar por el camino un sinfín de porteadores llevando a sus espaldas una burrada de kilos por días y días. Así que nos podemos olvidar de tiendas, comida y demás historias para poder atravesar este valle único con el menor peso posible.

Durante el periplo se atraviesa el valle de Khumbú bajo los picos más espectaculares y altos del mundo. Ante vuestros ojos se extenderán el Ama Dalban, el Lothse, el Cholatse, el Pumo Ri, el Lingtren y finalmente llegareis al último de los caminos de la tierra hasta alcanzar los pies del mítico y colosal Everest donde alucinareis con las vistas durante horas a una altura de 5.550 metros.

Así que ya sabes, si tu sueño es ver la cima del mundo con tus propios ojos, ya no tienes excusa!

Si buscas agencia | Explorers Web Si vas por libre | Travesía al campo base del Everest

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos