Las Catarátas del Iguazú vistas en helicóptero

Síguenos

Iguazú en helicóptero

Las Cataratas de Iguazú son una de las grandes atracciones turísticas a visitar si viajamos a Sudamérica. A ellas podremos llegar desde Argentina y Brasil, ya que están situadas entre ambos países haciendo de barrera natural.

Esta maravilla natural no sólo ofrece la posibilidad de ver los saltos de agua sino que allí encontramos muchas actividades para realizar: paseos a pie, reservas de animales, recorridos en barca, etc. Pero de lo que vamos a hablar hoy es de la posibilidad de contemplar Iguazú a vista de pájaro montando en helicóptero.

Para situarnos, hay que saber que las Cataratas del Iguazú están compuestas por 275 saltos de agua del propio río Iguazú, siendo el más grande de ellos el conocido como Garganta del Diablo con una altura de más de 80 metros. El lugar está reconocido como Patrimonio de la Humanidad y su ubicación particular hace que sea protegido por dos parques nacionales, en Argentina por el Parque Nacional Iguazú, compuesto además de por los saltos por unas 67.620 hectáreas de selva, y en Brasil por el Parque Nacional do Iguaçu. Fue Alvar Núñez Cabeza de Vaca quien, en 1542, las descubrió llamándolas “saltos de Santa María”, aunque posteriormente se estableció como nombre el actual Iguazú que significa en guaraní “agua grande”.

Paseo en helicóptero: vistas y precios elevados

Las salidas en helicóptero se hacen desde el lado brasileño de Iguazú y para tomarlo habrá que hacer cola por lo que es recomendable ir a las horas de la comida, cuando hay menos turistas. Sin embargo, tampoco descartéis la actividad por estas esperas, ya que en una jornada da perfectamente tiempo a hacer esto sin perderse otras actividades como el paseo caminando o la visita al parque de aves.

El precio por persona es de unos 85 euros y el vuelo tiene una duración aproximada de diez o doce minutos, algo que realmente se hace bastante corto, sobre todo para el precio. Pero si vais y podéis permitíroslo, merece la pena hacerlo aunque el precio sea algo desorbitado. Este paseo en helicóptero es de ese tipo de cosas que haces pensando “ya que estoy aquí, y probablemente no vuelva a viajar aquí, hagamos la gracia completa”. Como pagar los 18€ que cuesta subir a la Torre inclinada de Pisa. Es un poco abuso, pero ya que estás…

Iguazú en helicóptero

No obstante, las vistas de Iguazú desde el cielo no decepcionan y ofrecen a los turistas una imagen increíble del lugar. Y es que cuando estás abajo viendo el río y las cataratas no eres consciente de estar en medio de una selva tan inmensa como la que se otea desde el aire. La subida nos servirá para situarnos bien en el lugar y comprobar la inmensidad de este accidente geográfico desde un punto de vista más general. Una panorámica que no te puedes perder.

La visita a Iguazú es recomendable hacerla en primavera u otoño, nunca en los meses de verano ya que podemos acabar derretidos entre el calor y la humedad de la selva. Eso sí, recordad que allí es verano cuando estamos en invierno en el hemisferio norte, no os vayáis a liar.

Foto | José Ángel Onieva
Enlace | Parques Nacionales Argentinos
En Diario del Viajero | Las cataratas del Rin

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios