Isla Palagruža, la experiencia de vivir en un sitio deshabitado en medio del mar

Síguenos

Faro Palagruža


La experiencia de pasar unos días alejados de todo, en un sitio perdido en el medio del mar, en un destino despoblado y durmiendo en un viejo faro. Esa es la experiencia que puede vivirse en la isla croata de Palagruža que se alza en medio del Mar Adriático. Un archipiélago cuyas únicas construcciones son unos pequeños muelles, una iglesia y, por supuesto, el famoso faro.

Construido en 1875, el faro fue bautizado con el mismo nombre de la isla. Una isla que es un pequeños paraíso de 1400 metros de largo, 300 de ancho y 90 de altura, en cuya superficie se conservan variadas especies vegetales mediterráneas, fauna y, en el mar, diversas especies de peces.

Así, para llegar a destino habrá que partir desde la ciudad de Korkula desde cuyo puerto zarpan lanchas rápidas que tardan alrededor de tres horas para arribar a Palagruža. De este modo, debido a la distancia en la que se encuentra la isla de otros sitios poblados, se recomienda que quienes decidan pasar una estancia allí sean personas jóvenes y con buena salud.

Faro Palagruža

Entonces, luego de un viaje bastante movido debido a que el recorrido se da en mar abierto, los viajeros arribarán a destino para pasar sus noches en el faro. Claro que, antes, deberán haber comprado las provisiones necesarias como para subsistir la cantidad de días que hayan contratado el alojamiento. Esto es así dado que en Palagruža no existe un lugar donde adquirir alimentos y de allí sólo podrán saborearse los peces que el farero pesca a diario.

Por su parte, la isla ofrece dos sectores bien diferenciados de los cuales disfrutar y a los cuales se accede a través de unos senderos que pueden recorrerse sin ningún problema. El primero llega hasta Stara Vlaka, una bahía de piedra que se ubica al norte de la isla, mientra que el segundo camino conduce, en el sector sur, de Velika Palagruza a Veli Zal, una tranquila y hermosa playa de grava con aguas tranquilas y transparentes.

Faro Palagruža

Y así, luego de una larga caminata y un día de playa bajo el sol, los visitantes de seguro querrán descansar en su hospedaje: el faro. El mismo cuenta con dos apartamentos que pueden llegar a albergar a entre 2 y 4 personas. Con comodidades tales como una o dos habitaciones dobles, un salón con dos sofás, cocina y cuarto de baño con ducha.

Los precios varían de acuerdo a la temporada y al apartamento elegido y, para poder alojarse allí, habrá que reservar con anticipación.

Sin dudas, una experiencia que vale la pena.

Sitio Oficial | Lighthouses Croatia
En Diario del Viajero | Finlandia: hotel, historia y hermosas vistas en el Faro de la Isla de Bengtskär
En Diario del Viajero | Alojarse en un faro en la Bretaña francesa

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios