Sigue a Diariodelviajero

sicilia

Sicilia es una isla que encierra muchas razones para ser visitada. Sus magníficas costas y playas, sus pueblitos donde te sientes protagonista de una película (de la Mafia), sitios arqueológicos y restos de las mayores civilizaciones que poblaron el Mediterráneo. Y muchos secretos…

Si te interesan los lugares donde se respira el ambiente denso del horror, donde la historia negra es la protagonista, no debes dejar de visitar las Catacumbas de los Capuchinos, en Palermo.

Los muros excavados contienen más de 8.000 cadáveres, de pie o en las mas insólitas posiciones, de frente al visitante. Verdaderamente inquietante y no apto para espíritus sensibles.

Todo se inicia en el siglo XVI cuando 16 monjes capuchinos deciden comenzar a momificar los cuerpos de la nobleza de la zona, y comenzó a darles sepultura en una cueva que existe debajo de su monasterio. La tarea de momificación debía conseguir que la persona mantuviera una postura “natural, cotidiana“ y siempre vistiendo su vestimenta diaria.

Así encontramos a señoras vestidas para cocinar, militares, niños camino a su Primera Comunión, o con la ropa normal para estar en casa jugando. Dentro de esta enorme exposición, hay cierta clasificación: vemos a los propios monjes con sus hábitos (incluyendo al primero de ellos en ser enterrado aquí en 1599), mujeres de blanco (aquellas que murieron siendo virgen), militares en uniformes de gala, niños (incluyendo una pequeña del siglo XIX de aproximadamente 4 años cuya cabeza permanece incorrupta), etc.

El acceso a las catacumbas se hace desde el Convento de Capuchinos en Piazza Capuccini cerca del centro de Palermo. Junto al convento se encuentra un cementerio que los amantes de Il Gatopardo deberían visitar, ya que allí se encuentra la sepultura de Giuseppe Tomasi de Lampedusa, su autor.

Foto | Zapatilleando
En Diario del Viajero | Catacumbas de San Calixto en Roma

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario