Síguenos

paris en bici.jpg

Personalmente, prefiero las dos piernas, pero dicen quienes han probado que recorrer Paris en bicicleta da una perspectiva diferente de la ciudad luz. En invierno puede ser una perspectiva un poco helada, pero hay gustos para todos.

Hay puntos de alquiler en las principales estaciones de tren y en sitios como Rouelibre, en la zona turística, donde alquilan por horas, por día, fin de semana o semana. Las hay equipadas con cestas (para llevar la baguette y las croissantes) y con sillitas para bebés, además de cascos, rodilleras y accesorios de seguridad para dejarla en la calle.

La ciudad está muy bien preparada para bicis, con 165 kilómetros de sendas especiales para las dos ruedas sin motor y rollerblades, que se pueden consultar en el mapa de vías para bicicletas.

Está permitido subirla al último vagón de los trenes y tranvías (menos en horas punta) así como a tres de los cuatro Batobus, y por la noche puedes dejarla en la consigna de alguna estación de tren. Los domingos de abril a octubre los carriles de los muelles del Sena están libres de coches para permitir el pedaleo, salvo crecida del río, claro.

En Rouelibre organizan tours en bicicleta con guía de hasta 15 personas (el próximo el 22 de diciembre), donde también se puede ir con rodado propio. Si prefieres ir por libre, puedes armar tu itinerario y ¡a pedalear!

Más información | parisinfo.com | franceguide.com

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario