Compartir
Publicidad
Si eres vegetariano, toma nota: éstas son las mejores ciudades para salir a comer
Gastronomía

Si eres vegetariano, toma nota: éstas son las mejores ciudades para salir a comer

Publicidad
Publicidad

La dieta vegetariana –y su variante más restrictiva, la vegana– ha ido ganando seguidores año tras año y debido al gran número de personas que deciden dejar de lado los productos de origen animal, poco a poco el mundo de la restauración se ha ido adaptando. Para algunos, esta adaptación ha sido poco más que ofertar ensaladas aburridas y platos con poca gracia, pero muchos han ido más allá, ideando propuestas que en nada tienen que envidiar a sus contrapartidas carnívoras. Hoy nos vamos de viaje por las ciudades donde mejor puede comer cualquier vegetariano.

Nueva York

NYC Vegetarian Food Festival

Por supuesto, Nueva York tenía que encabezar nuestra lista. En la capital mundial de la variedad gastronómica, donde es posible encontrar todo tipo de manjares de cualquier lugar del planeta, la comunidad vegetariana tiene un peso considerable.

Anualmente se celebra el NYC Vegetarian Food Festival, un evento donde el estilo de vida vegetariano es protagonista y donde se pueden encontrar no sólo todo tipo de delicias gastronómicas, sino productos de belleza, ropa y complementos de origen enteramente no animal.

A la hora de encontrar restaurantes con opciones vegetarianas, la lista es interminable y, en general, de alta calidad –una media de 4,19 sobre 5–. Entre los diez mejores podemos encontrar Dirt Candy, con platos que combinan el brócoli en distintas texturas con una salsa barbacoa a base de mostaza, o Candle Cafe, que tiene un delicioso menú vegano en el que podrás encontrar un salteado de gengibre y miso con vegetales de temporada y tofu sobre una cama de arroz integral.

Chiang Mai

Bamboo Bee

Esta ciudad tailandesa es el hogar de Pun Pun, un centro de aprendizaje sostenible en torno a la gestión de las semillas. Además tiene una pequeña granja ecológica y comercializan sus productos, que puedes llevarte contigo después de pasar unos días experimentando un tipo de vida totalmente distinto a lo que estamos generalmente acostumbrados.

Tailandia es un país con una gran variedad de verduras y frutas, así que las posibilidades no son escasas. Además, tradicionalmente la comida en los restaurantes no se cocina hasta que no se pide, con lo cual suele ser bastante fácil especificar si queremos alguna modificación.

Eso en los restaurantes habituales, claro. Hay también lugares donde las opciones vegetarianas son protagonistas, como el Bamboo Bee, donde degustar deliciosas especialidades locales con productos 100% de origen vegetal.

Berlín

Vöner

En 2015, Berlín fue nombrada The New Vegetarian Capital por la revista Saveur en los Good Taste Awards, así que no os dejéis intimidar por la gastronomía tradicional alemana –donde la salchicha suele ser la gran protagonista–.

Hay todo tipo de ofertas para casi cualquier paladar vegetariano. Desde cadenas de comida rápida como Yellow Sunshine, donde comer hamburguesas vegetarianas, hasta sitios más trendy, como Lucky Leek, donde probar recetas como el risotto de manzana y apio con verduras a la parrilla, crujientes de queso feta y vinagreta de rábano.

Ho Chi Minh City

Hum

Con un 85% de la población budista, esta ciudad vietnamita se olvida dos veces al mes –el primer y el decimoquinto día del calendario lunar– de comer carne. Lo que suele ser sinónimo de encontrar bastantes opciones donde los ingredientes de origen animal brillan por su ausencia.

La comida vietnamita es enormemente aromática, e ingredientes como la hierba limón, el jengibre, la menta, el cilantro o la canela no faltan en ningún plato. También es cierto que las gambas y el pescado suelen ser dos de las principales proteínas en esta cocina, pero las propuestas vegetarianas existen y no tienen nada que envidiar a las que utilizan productos cárnicos.

Restaurantes como el Hum Vegetarian Lounge ofrecen creaciones originales y creativas, como el tofu con salsa de soja aromatizado con canela y anís. Por no hablar el entorno increíble en el que se enclava. Una experiencia para todos los sentidos.

Praga

Praga

Praga tiene una atractiva media de restaurantes vegetarianos, uno por cada 1.580 comensales. A ello contribuye que su gastronomía tradicional cuente con platos en los que la carne no aparece en ningún momento, como el Smazeny Syr, un plato de queso empanado y frito acompañado de salsa tártara.

Uno de los mejores restaurantes de la ciudad –el séptimo si hacemos caso de Tripadvisor– es Estrella, un establecimiento con una propuesta vegetariana de lo más apetecible. En su menú encontraréis delicias como gnocchi de espinacas y harina de espelta y centeno con queso, tempeh confitado y apio.

La propuesta gastronómica vegetariana en Praga es una de las más cuidadas de Europa. Sus restaurantes compiten con otros que sí utilizan productos de origen animal sin quedar atrás en la clasificación, y no es difícil encontrar variedad y calidad, dos de las principales cualidades que buscamos a la hora de sentarnos a comer, seamos o no vegetarianos.

Delhi

Delhi

India es uno de los países donde menos vacuno se consume, debido a la consideración religiosa de que la vaca es un animal sagrado. Por tanto, las recetas indias vegetarianas son abundantes y llenas de sabor. Además, en este país es obligatorio diferenciar en las etiquetas de los productos si son aptos o no para el consumo vegetariano.

Una de las ciudades donde mejores opciones hay para vegetarianos es Delhi. Uno de los mejores restaurantes de la ciudad es, además, uno de los que mejores platos vegetarianos ofrece. Tamra tiene en su carta platos tradicionales indios, como el Idli, compuesto por arroz al vapor, un dumpling de lenteja, chutney de coco y sambar.

Vía | MatadorNetwork
Fotos | Stephanie, NYC Vegetarian Food Festival, Bamboo Bee, Vöner, Hum Vegetarian Lounge, Estrella, Ann Larie Valentine
En Diario del Viajero | Estos restaurantes japoneses son mejores porque en ellos (casi) no hay seres humanos
En Diario del Viajero | Entre París y Londres: una ruta artística donde comer es un placer para todos los sentidos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos