Compartir
Publicidad
Publicidad
Turismo Gastronómico: Comer cocido en una finca rústica de Toledo
Gastronomía

Turismo Gastronómico: Comer cocido en una finca rústica de Toledo

Publicidad
Publicidad

Elegir uno sólo de los ricos platos que tenemos en la gastronomía española es imposible. Pero sin duda uno de los top, especialmente en el centro peninsular, es el cocido. Generalmente las madres hacen unos cocidos de chuparse los dedos, pero hoy os quiero hablar de un lugar que lo hace tan rico, o más.

Un sitio que, en mi caso, ya se ha convertido en una especie de visita obligada anual: la Finca Los Valdespinos. Os resumo el plan, y luego os cuento en detalle: Comer un estupendo cocido en la finca y después pasar la tarde en Toledo. Un plan estupendo especialmente si vives en Madrid y buscas escapadas cortas de fin de semana o de día.

Sopa

La Finca Los Valdepinos se encuentra en el Km20 de la CM-4003, en Arcicóllar, un pueblo situado a unos 20 minutos de Toledo. Después de atravesar un pequeño camino flanqueado por pinos, podrás llegar al parking y entrar en la finca, toda decorada con elementos rústicos y del campo.

Todo está muy rico, según dicen, pero he de confesar que no he probado más que una de sus especialidades: el cocido. Está tan rico que cada vez que voy repito. Y no le falta ningún detalle del cocido más tradicional.

Garbanzos

Sopa, guindilla, garbanzos, patata cocida, zanahoria, repollo, chorizo, morcilla, pollo, carne... y hasta la típica salsa de tomate que muy pocos saben hacer bien.** Todo servido en fuentes de barro** para que te sirvas todo lo que quieras... una y otra vez. Y repito: está espectacular.

El cocido cuesta 25 euros por persona, incluyendo pan y postre, todos caseros. Merece la pena el precio y escaparse a esta finca que te traslada a otros tiempos. Y como decía al principio, está a un paso de Toledo, por lo que es un complemento perfecto de un gran día manchego.

Salsa

Pero por si acaso lo del cocido no es lo vuestro, la carta incluye otras especialidades muy aplaudidas por quiénes han ido, como las migas manchegas o el pisto, con una pinta estupenda, la verdad.

Si tienes niños, es un buen lugar también para disfrutar de esta escapada rural y gastronómica porque hay menú infantil. Además, la finca, por su situación e instalaciones, permite que los peques se salgan fuera a jugar después de comer. Lo hacen todos...

Si visitas la Finca Los Valdespinos, no dejes de visitar su pequeña tienda, llena de objetos rústicos y, claro, garbanzos. Dispone de varios salones, pero es una finca muy popular y a la que van muchas familias a celebrar de todo tipo de cosas, por lo que no se te ocurra ir sin reservar...

¡Qué aproveche!

Más Información | Web Oficial
En Diario del Viajero | Turismo Gastronómico: Embutidos Cardeña y su Morciturismo en Burgos
En Diario del Viajero | Turismo gastronómico: visita al Mercado de la Boquería de Barcelona

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos