Sigue a

desiertos.jpg

A pesar de la típica imagen que las películas nos ofrecen de los desiertos, todo dunas, calor y escasez de agua, lo cierto es que en el mundo podemos visitar tanto desiertos cálidos como fríos, e incluso desiertos que se encuentran al borde del mar. Entre los desiertos cálidos podemos citar el Sahara, el desierto Arábigo, el Kalahari, el desierto Australiano, el desierto de Sonora y el desierto Iraní. Entre los fríos tenemos el desierto de Gobi y el de Takla Makan. En la costa, curiosamente, se sitúan otros dos muy conocidos, el de Atacama y el de Namib. Veámoslos más detenidamente.

Desiertos Cálidos
Para visitarlos lo mejor es hacerlo en primavera, invierno y otoño, por pura lógica, ya que en verano hace demasiado calor.

  • Sáhara. Se trata del mayor desierto del mundo, abarcando una amplia franja del norte de África. Es el más conocido y el que ha dado la tipología típica de desierto que vemos en las películas: dunas, oasis, cuevas rupestres, etc.
  • Arábigo. Se extiende por toda la península Arábiga, Jordania y Siria.
  • Kalahari. Comprendido entre Botswana, Sudáfrica y Namibia. Al contrario que en el Sáhara aquí lo que predominan son las sabanas.
  • Australiano. Comprende casi todo el centro del país. Tampoco hay dunas, sino llanuras y montañas de suelo rojo en medio de la nada absoluta.
  • Sonora. Entre México y los Estados Unidos. Pervive en nuestra retina gracias a las películas del género western, vamos, las de indios y vaqueros.
  • Iraní. Una mezcla de arena, sal, yeso y rocas. Aun así en él podemos encontrar los más bellos oasis del mundo.


Desiertos Fríos
La mejor época para visitarlos es el verano, por supuesto.
  • Gobi. Situado entre China y Mongolia, está formado por estepas, rocas y gigantescas dunas de arena. Y hace un frío que pela.
  • Takla Makan. También en China, es después del Sáhara el segundo mayor desierto de arena del mundo. La vida escasea como en ningún otro lugar sobre la Tierra.

Desiertos de costa

  • Atacama. En Chile, extendiéndose desde la costa hasta los 4.000 metros de altura. Frecuentemente envuelto en la niebla, allí podremos ver volcanes, geiseres y salares, en un panorama único.
  • Namib. Se extiende por toda la costa desde Sudáfrica a Angola. Curiosamente también suele estar envuelto en la niebla y alberga enormes dunas que se arrastran hacia el mar.

A todos ellos se puede viajar y existen agencias especializadas en organizar viajes. Una simple búsqueda en cualquier buscador de internet os devolverá numerosas direcciones interesantes. En los enlaces que hemos puesto en cada uno teneis información específica sobre cada desierto.

Más Información | Desierto (Wikipedia)
En Diario del viajero | Consejos para sobrevivir en el desierto

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario