Publicidad

Experiencias con ganadores de Guinness World Records, la nueva apuesta de Airbnb
Alojamientos y hoteles

Experiencias con ganadores de Guinness World Records, la nueva apuesta de Airbnb

Publicidad

Publicidad

Hoy en día escoger un alojamiento vacacional va más allá de un lugar en el que dormir y desayunar o hacer el resto de las comidas. Se busca situación, tranquilidad (o movimiento) y la oportunidad de hacer cosas nuevas o poco habituales, así que en cierta manera no me sorprenden de todo las nuevas apuestas de Airbnb: experiencias con ganadores de Guinness World Records.

Nada de estar tranquilo en un alojamiento todo ideal con un buen desayuno, no, lo que quieres es salir de tu rutina y probar cosas nuevas. El senderismo y los spas los ofrece casi todo el mundo, pero aprender a hacer acrobacias y lanzar flechas con los pies lo mismo sólo lo encuentras aquí. Desde luego Airbnb aquí se lleva la palma.

Lanzamiento de flecha más lejano realizado con los pies

Lanzamiento Flecha

Pongamos que eres una acróbata estupenda, que podrías estar todos los días actuando con el Circo del Sol, pero que lo que te gusta es lanzar flechas con los pies mientras haces equilibrios. Estas acrobacias circenses te las podrá enseñar Brittany Walsh, que consigue que esa flecha llegue hasta los 12,31 metros.

Mayor giro de hula-hoop

Hulahop

La increíble capacidad de hacer girar un hula-hoop de titanio de casi cinco metros ha permitido a Getti Kehayova hacerse con el título de Guinness World Records al Mayor giro de hula-hoop. Desde ahora, compartirá sus consejos y trucos con viajeros durante su experiencia en Airbnb en la que, además de aprender a bailar el hula-hoop con una profesional, también tendrán la oportunidad de hacerse fotos con este único artefacto de cinco metros. ¿Listos para mover las caderas?

Conocer al creador del cobertizo más veloz del mundo

Garden Shed

Hay a quién le gusta el bricolaje, como a Kevin Nick, que ha "tuneado" un cobertizo de jardín hasta conseguir que alcance los 128 km hora y así entrar en el Guinness World Records de 2020. En su experiencia ofrecerá acceso exclusivo a los viajeros que deseen experimentar de primera mano la velocidad que alcanza este inusual transporte en en Gloucestershire (Reino Unido).

Aprender a romper tablas, bloques y ladrillos con los más fuertes del mundo

Pitman

Tras hacerse recientemente con un título Guinness World Records al romper colectivamente más de 500 bloques en un minuto entre los dos (Lisa: 230, Chris: 315), el matrimonio Pitman invita a los viajeros a vivir una experiencia rompedora durante la que enseñarán todos los secretos de cómo romper azulejos, tablas, bloques y ladrillos con sus propias manos.

Pero no son las únicas...

Hulahoop 1

Las de arriba son algunas de las más curiosas, pero es que cuando una empieza a mirar la oferta no puede más que sorprenderse:

  • Puedes encontrar una Masterclass de habilidades futbolísticas con Ben Nutttal en Birmingham, Reino Unido. Este muchacho británico tiene el récord de mayor número de toques de balón y recogidas con el cuello por minuto.
  • Lo mismo lo que te interesa es ordeñar vacas en el sudeste irlandés, en Annascaul, con Eamonn Hickson, que tiene diferentes récords.
  • Quizás lo tuyo es aprender globoflexia con el más rápido del mundo, Ryan Tracey, que vive en Irlanda.
  • Duni tiene el récord del girar el mayor número de hula-hoops simultáneos en su cuerpo y está dispuesta a enseñar todos sus secretos.
  • También en el Reino Unido puedes tener una clase magistral del Mago Paracaidista. Lo suyo es el récord de hacer el mayor número de trucos de magia mientras salta en paracaídas, pero te enseñará en tierra firme.
  • ¿Amante del baile? Pues en California está Carrie Swidecki, que tiene el récord Guinness de bailar con el Just Dance durante 138 horas.
  • Pero como loco, loco, también se oferta una visita a la mayor colección de muñecos trolls del mundo, en Estados Unidos. A mí estos muñecos siempre me resultaron inquietantes.

Imágenes | Airbnb

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir