Compartir
Publicidad
Cinco hamburguesas que debes probar si viajas a Texas
América

Cinco hamburguesas que debes probar si viajas a Texas

Publicidad
Publicidad

Texas es un mundo aparte. Un país dentro de otro país, o al menos un enorme territorio con sus propias normas no escritas (o tal vez, sí), su personalidad, su estilo y su cocina. Apenas bajes del avión que te lleva a Dallas, San Antonio o Houston te darás cuenta.

Aquí todo es grande y "personal": los coches, las autopistas, los sombreros y botas vaqueras (sí, tal como los ves en las pelis), y por supuesto, las porciones de comida. Texas se autodenomina como "la cuna de la hamburguesa", aunque ya sabemos que los estadounidenses son muy afectos a buscar "la cuna de...", "la capital de...".

De hecho varias ciudades se pelean por ese honor: Atenas (Texas), Tulsa (Oklahoma), Akron (Ohio), Seymore (Wisconsin) y por supuesto, Nueva York por haber recibido a los primeros marineros alemanes provenientes de Hamburgo y que solían pedir para desayunar, un trozo de carne entre dos rodajas de pan.

Sin entrar en la polémica, vamos a dar un vistazo a algunas de las curiosas versiones locales de la clásica hamburguesa que puedes encontrarte en Texas. Por lo pronto tendrás que tener algo en cuenta al momento de pedir o "tunear" tu hamburguesa: burger es el nombre que se le da al plato final, resultado de una larga customización y agregado de ingredientes diversos. Viene servida en un plato grande generalmente acompañada de generosísimas porciones de papas fritas, mayonesa y ketchup, que en Texas se llama "catsup".

Si quieres referirte a la hamburguesa en si misma, al trozo de carne que encontrarás debajo de todos los ingredientes adicionales que desees, hablamos de un "patty". Y este puede ser de diversos pesos (recuerda, se mide en onzas), puntos de cocción y procedencia (ya hablaremos de este último punto mas abajo). A modo de ejemplo, puedes ver en la foto de inicia un ejemplar de la "the big-as-your-head burger" que puedes probar en Houston.

San Antonio Bean Burger

Los primeros registros de esta hamburguesa aparecen en la carta del restaurante "Triple S" en 1953, en San Antonio. Una mezcla cocida de carne picada de res, cebolla, catsup, sal y judías rojas, que se sirve entre dos rodajas de pan tierno. Dicen que esta es al receta original, aunque podrás encontrar versiones diferentes bajo este nombre, tanto en San Antonio como en cualquier parte de Estados Unidos: incluso un simple "patty" bañado en salsa de judías rojas y queso cheddar derretido por encima. Pero ya sabes cuál es la original. Búscala.

Hamburguesa de castor

Hace un par de décadas que se permite la caza regulada de ese simpático roedor que vive en ríos americanos. Y en alguna zonas, hay temporadas en las que podemos conseguir carne de castor y también hamburguesas de esta carne.

Como toda carne de animal salvaje, la hamburguesa de castor tiene un sabor mas bien fuerte y por razones sanitarias, sólo se permite servirla en puntos de alta cocción. O sea: medium done y well done, exclusivamente. No encontrarás carne de castor "al punto" o raw. Al probarla pensarás que es carne de ternera, y conserva su humedad, no es un trozo de carne seca por haberse pasado de cocción. Se sirve con todos los ingredientes que quieras, aunque para mi gusto, le va bien sólo un poco de mostaza picante y tal vez un poco de queso suave derretido.

Busca beaver burger en la carta.

Hamburguesa de búfalo

Buffalo Burger Close With Chips1

La carne de bisonte americano es muy apreciada por su bajo colesterol y grasas (la mitad que la carne de ternera) y por su sabor suave y algo dulce. Originalmente fue la fuente principal de proteínas animales de los pueblos indígenas de las grandes planicies de América del Norte. Se ha reintroducido y cruzado con vacas comunes para la producción de carne para el consumo.

La hamburguesa de búfalo es un plato bastante buscado en Texas, así como en otros estados, pero aquí gana en espectacularidad por las propuestas abundantes e ingeniosas de la cocina local. Recordemos que la cocina tejana tiene bastante influencia de la cercana cocina creole del Estado de Louisiana y, por supuesto, por la cercana y presente cocina mexicana.

El stodg

Para que no pienses que no hay sofisticación en el universo de la hamburguesa tejana, nos encontramos con el stodg. Un patty robusto de ternera, acompañado de bacon ahumado y queso cheddar curado entre dos mitades de un exquisito pan con mantequilla de foie. Todos sabores potentes que se unen a uno o dos huevos fritos para completar una hamburguesa con personalidad.

Texas burger

A331f9b605718ffecb6221d4c8b77aab8e8927c3

En un territorio de superlativos, encontraremos muchas versiones de la "auténtica Texas burger", a cual más grande y pantagruélica. Concursos de "la hamburguesa más grande", o "la más picante", o "la más extrema".

¿Qué lleva entonces? En primer lugar, un patty descomunal, de hasta 5 cm de alto por 15 cm de diámetro. Para acompañarlo, un buen puñado de tortillas crujientes de maíz, aguacate (en rodajas o en pasta tipo guacamole), aros de cebolla asados y la infaltable salsa de tomate con jalapeños. Todo un desafío para el paladar.

Si tu estómago lo soporta, lánzate a conocer estas cinco hamburguesas a tu paso por Texas. Y seguramente, hurgando en las cartas a tu paso, encontrarás más versiones curiosas. ¿Nos cuentas?

En Diario del viajero | Mas sobre Texas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio