Compartir
Publicidad
Publicidad
Visitas y voluntariado en Cancún para proteger a las tortugas marinas
América

Visitas y voluntariado en Cancún para proteger a las tortugas marinas

Publicidad
Publicidad

Cancún, ese extenso conglomerado de hoteles, tiendas y resorts sobre la playa, es bastante más que discotecas, compras y gintonics en la arena.

En la costa noreste de la Península de Yucatán también encontramos sitios arqueológicos, bellezas naturales sobre la superficie y bajo el mar.. Cenotes, islas, deportes o actividades de todo tipo. Incluyendo algunas iniciativas de turismo ecológico y de volunturismo que bien podrías incorporar a tu agenda cuando viajes a Cancún.

Tortugranja, Isla Mujeres

En la costa oeste de la Isla Mujeras, tres especies de tortugas marinas vuelven cada año a desovar en la misma playa. Un pescador de la zona comenzó a trabajar en su protección en los años 80 y consiguió establecer una reserva privada.

La Tortugranja de Isla Mujeres se encuentra a tan sólo 5 kilómetros de la ciudad. En esta pequeña y austera instalación, sus empleados trabajan para proteger las zonas de reproducción de las tortugas así como los huevos, colocando jaulas sobre ellos para dejarles madurar en paz lejos de los depredadores (turistas incluídos).

Se puede visitar y también colaborar en un programa de voluntariado para ayudar en la tarea. Es una visita corta y sencilla, que encantará a los niños.

Tortuga

Xcacel-Xcacelito

A escasos 3 kilómetros de una atracción muy conocida como Xel-Há encontramos otro lugar señalado para ver tortugas. En este caso su entorno natural es la playa de desove más grande del Estado de Quintana Roo: Xcacel-Xcaleito.

Hay programas de voluntariado para trabajar en la conservación de tortugas, y los interesados pueden encontrar información sobre este sitio y otros en la zona abiertos al turismo voluntario. Aquí tienes la web.

Centro Ecológico Akumal

Akumal es famoso por su playa, la laguna ideal para el baño y por ser otro lugar de desove de tortugas. de hecho, Akumal significa "lugar de tortugas".

La presencia de miles de turistas que llegan cada año a sus casi 5 kilómetros de playa y las actividades de los mismos, ejercen una gran presión en la población de tortugas marinas.

El submarinismo en el cercano arrecife de coral paralelo a la costa es un atractivo muy grande para miles de turistas. La convivencia entre submarinistas, turistas y tortugas tiene aquí un punto caliente.

El Centro Ecológico Akumal permite conocer mejor el ecosistema de los arrecifes y de las tortugas para conseguir una sana relación. Además ofrece programas de voluntariado para mayores de 21 años que pasan allí varias semanas trabajando para proteger tanto a los arrecifes como a sus más ilustres vecinas: las tortugas marinas. Aquí su web.

En Diario del viajero | Diez razones para viajar a la Riviera Maya

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio