Compartir
Publicidad

El mausoleo de Mao Zedong en Beijing

El mausoleo de Mao Zedong en Beijing
1 Comentarios
Publicidad

Cualquiera diría que viajo para conocer momias. País al que vaya y tenga una, no pierdo la ocasión de verla. Por eso, una de las primeras cosas que hice al llegar a Beijing fue visitar el mausoleo donde se encuentra la momia de Mao.

El mausoleo del Gran Timonel es un basto edificio gris situado en la histórica plaza de Tian’anmen. De tamaño descomunal, y flanqueado por estatuas en representación de campesinos, estudiantes, obreros y soldados, no pasa desapercibido. Ni siquiera en esta plaza que, con sus 880 metros de largo y 500 de ancho, ha sido catalogada como la más grande del mundo.

La cola que se forma en la entrada al mausoleo es larga, pero conviene no dejarse intimidar porque avanza muy rápido. Poco antes de entrar, un par de chicas venden flores amarillas por tres yuanes, que muchos chinos compran para dejarlas frente a la estatua que hay en el vestíbulo del mausoleo. Allí, las flores se cuentan por centenas.

Una vez pasado el vestíbulo, sin más introducciones uno se encuentra en la habitación que alberga la momia del ex presidente chino. La sala está casi a oscuras y de alguna manera, al entrar, la cabeza de Mao parece brillar con luz propia, como una bombilla. Quizá fue un efecto óptico entre la iluminación y la bandera roja que envuelve el cuerpo. O sólo una jugarreta de mi imaginación.

En teoría, esa misma sala contiene una pequeña colección de objetos personales de Mao. Y digo “en teoría” porque la visita es tan sumamente rápida que resulta imposible detenerse a comprobarlo. Aún así, no deja de ser una experiencia curiosa.

Conviene recordar que, aunque el acceso es gratuito, para entrar es necesario dejar bolsas y mochilas en una consigna que cobra a partir de 15 yuanes en función de lo que contenga (el precio aumenta con cada cámara, móvil, gafas de sol…).

Asimismo, el horario de visitas cambia frecuentemente, de modo que es mejor pasar un día antes para informarse bien. Hace un par de semanas, cuando yo lo visité, abría todos los días, excepto los lunes, de 08:30 a 12 horas.

Foto | SarahDepper
En Diario del Viajero | El mausoleo de Lenin en Moscú, Vietnam: El Mausoleo de Ho Chi Minh en Hanoi

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio