Compartir
Publicidad

Té y trekking en Cameron Highlands, Malasia

Té y trekking en Cameron Highlands, Malasia
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las Cameron Highlands, deben su nombre al topógrafo británico que, en 1885, en el periodo colonial, descubrió estas tierras altas cuando se encontraba explorando el interior de la península de Malasia. Lo que encontró, que ahora atrae a miles de visitantes, son tierras fértiles de paisajes increíbles y temperaturas más bajas que en el resto del país.

En la actualidad las Cameron Highlands son la despensa de frutas y verduras de Malasia y, a nivel turístico se caracterizan por sus extensas plantaciones de té y por ofrecer interesantes rutas para hacer trekking.

En Cameron Highlands hay dos poblaciones principales: Tanah Rata y Brinchang. La primera de ellas suele ser el punto base en el que alojarse.

Después de viajar un tiempo por Malasia, llegar a Tanah Rata es un verdadero alivio por la temperatura mucho más fresca y el ambiente más tranquilo que en otras ciudades. Es un pueblo pequeño y muy turístico, donde todo se reúne en la calle principal: tiendas de cualquier tipo, restaurantes típicos malasios y otros más orientados a extranjeros.

Plantaciones de té

Por los alrededores de Tanah Rata y Brinchang abundan las plantaciones de té que, más que el producto en sí, lo realmente atractivo es el bello paisaje que conforman las colinas invadidas por plantas de té y las infinitas tonalidades de verde según su estado de recolección y cómo se refleje el sol en ellas.

Al norte de Tanah Rata está la plantación Sungai Palas Boh, una de las más destacadas. Su acceso es gratuito y además del paisaje de colinas de té, también resulta interesante visitar el interior de la planta procesadora, donde todo el proceso productivo es visible para el público, desde que entra el té a la trituradora, el proceso de secado, que determinará los diferentes sabores, y el empaquetado.

Trekking

Cameron2

Desde Tanah Rata queda muy cerca el conocido Mossy Forest de Cameron Highlads de gran diversidad biológica y varias rutas para caminar, de diferente duración cada una. Este paraje no sería posible si no fuera por el clima tan húmedo y con tantas lluvias, así que no hay que olvidar el chubasquero por si nos sorprende un más que probable aguacero. Los senderos no siempre están bien señalizados, por lo que es aconsejable pedir un mapa en el hotel.

Además hay dos cataratas también accesibles desde Tanah Rata que no son nada del otro mundo, sino más bien una opción más para completar los días en el entorno característico de Cameron Highlands. Las más cercanas son las cascadas Parit; las Robinson están un poco más alejadas y pueden ser parte de alguna ruta senderista iniciada en Tanah Rata.

Si queda tiempo para más, también está el templo budista Sam Poh en las afueras de Tanah Rata pero, si se han visitado otros templos en otras ciudades de Malasia, no resultará muy espectacular.

Otra actividad recomendable es visitar los mercados que hay en las proximidades de Tanah Rata y Brinchang donde acuden a abastecerse los habitantes de los alrededores y viajeros curiosos atraídos por la variedad y abundancia de productos de la zona.

Fotos | Mar Serrano
En Diario del Viajero | Teh tarik, el té tirado de Malasia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio