Compartir
Publicidad

Cómo usar los toboganes inflables del avión

Cómo usar los toboganes inflables del avión
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ciertamente nadie espera tener que pasar por la experiencia de vivir una emergencia durante un vuelo. La utilización de los toboganes inflables que se abren en caso de emergencia parece fácil. Pero llegado el caso, ¿sabríamos realmente cómo hacerlo?

Hagamos un mea culpa y respondámonos sinceramente: ¿prestamos atención a las indicaciones de siempre con que las auxiliares de vuelo tratan de ilustrarnos sobre los pasos a seguir en caso de urgencia? ¿Cuántos de nosotros estarían realmente capacitados para evacuar exitosamente un avión?

No es por sembrar el temor entre los pasajeros, pero les comento que según las estadísticas, los toboganes inflables de las salidas de emergencia de los aviones se han tenido que utilizar en un vuelo cada 11 días de promedio en los cielos de Estados Unidos. No he podido encontrar información sobre la utilización de estos artilugios en vuelos europeos, asiáticos, etc.

Veamos algunas recomendaciones que nos dan las autoridades de seguridad aeronáutica americanas, sumadas a la experiencia de auxiliares de vuelo de diversas compañías:

1) Ubicar las salidas de emergencia más cercanas a nuestro asiento.

2) En caso que los auxiliares informen la necesidad de evacuar el avión, dejen todo en el asiento. Algunos aconsejan incluso sacarse los zapatos para evitar las roturas de la superficie de los toboganes, por ejemplo.

3) Una vez en la puerta de emergencia, con el tobogán inflado y siguiendo las indicaciones de las azafatas, deberemos saltar hacia adelante. Nada de sentarse en el borde y dejarse deslizar.

4) Algo que me resultó totalmente nuevo: grite al saltar. Según los expertos, al gritar (¡banzaaaaaaiiiiiii!) liberamos parte de la tensión acumulada en los momentos previos y ayuda a relajarnos en una situación de estrés semejante.

5) Cruza los brazos cubriéndote el pecho.

6) Al saltar, colocar las piernas bien extendidas y con los talones un poco elevados ( creo entender que deberíamos caer "de c....", ¿ no ?). Así se previenen lesiones en los pies y amortiguamos la caída al suelo.

7) La fricción con la superficie del tobogán hace que algunas prendas puedan "quemarse". Especialmente peligroso es el deslizamiento con medias de nylon o pantys. (no sé si en semejante situación nos acordaríamos de sacarnos las medias )

8) Una vez que llegas al suelo, corre hacia adelante para despejar el área en que llegan deslizándose los pasajeros que vienen detrás de tí.

Para quitarle un poco de dramatismo al tema (si es posible), les dejo un vídeo donde se ve perfectamente cómo se infla un tobogán de un Boeing 747. No se pierdan al "modelo" haciendo gala de un deslizamiento ejemplar. ¡ Jejeje !

Vídeo | Youtube Diario del Viajero | Seguridad

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos