Compartir
Publicidad
Publicidad

Consejos para cuidar tu cámara de fotos en la playa

Consejos para cuidar tu cámara de fotos en la playa
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La playa es el lugar elegido por muchos al momento de pasar el verano. Y, si de vacaciones se trata, las fotografías no pueden estar ausentes para inmortalizar diferentes momentos. Pero claro que habrá que tener sumo cuidado con las cámaras para que no sufran ningún tipo de daño.

Esto es así debido a que en la playa se conjugan diferentes elementos que pueden llegar a hacer que el dispositivo sufra algún deterioro, desde los más leves hasta los más graves.

De este modo la arena, el mar, la humedad, el sol, el calor y la sal son algunos de esos factores nocivos para las cámaras fotográficas. Es por ello que desde Diario del Viajero ofrecemos a nuestros lectores una serie de consejos para cuidar sus dispositivos.

  • En primer lugar, evitar el contacto con la arena, no apoyar la cámara sobre ella y, en caso de que algún grano caiga sobre la cámara y más precisamente sobre la lente, evitar quitarlo con un trozo de tela. Para ello, algunos especialistas llevan consigo un aspirador nasal de aquellos que se utilizan con los niños, de modo de poder quitar la arena que se ha alojado en los espacios más escondidos y pequeños. Claro que si la cantidad de arena es importante y no hay modo de sacarla, lo mejor será recurrir al servicio técnico y evitar males mayores.
  • En tanto, y también para evitar daños causados por la arena, un consejo es el de no cambiar las lentes una vez en la playa, además de mantener la tapa sobre tu objetivo mientras no se la está utilizando.
  • El viento es un enemigo invisible dado que transporta arena y gotas de agua. Por ello, una buena idea es la de colocar la cámara dentro de una carcasa que si bien para tomar imágenes, quitará algo de resolución, la protegerá.
  • Pero si no se cuenta con una carcasa, las bolsas plásticas de cierre hermético son una buena idea para colocar los dispositivos mientras no se los utiliza, aún cuando estén dentro de su funda debido a que estas muchas veces no cuentan con cierres totalmente confiables.
  • Antes de coger la cámara cerciorarse de tener las manos y la cara limpios, sin arena, ni mojados, ni con vestigios de sal. Para ello, lavarse con agua dulce y secarse perfectamente.
  • En caso de que alguna gota de agua caiga sobre el dispositivo, utilizar un pañuelo desechable para quitarla dando pequeños golpecitos, no arrastrar. Claro que si la cantidad de agua es más importante, el servicio técnico será la mejor solución.
  • Además, si la cámara se mojase, evitar encenderla inmediatamente. Será mejor dejar que se seque antes de hacer probar si funciona. Es que apresurarse a ello puede provocar daños más graves.
  • El calor y el sol son dos factores que también pueden afectar a la cámara. Por tal motivo, lo mejor será aislarla y taparla. Con una toalla, colocándola a la sombra, dentro de una funda o mochila. Este no es un detalle menor que se deberá cuidar para evitar que, entre otras cosas, la batería y la memoria se perjudiquen.

Fotos | Flickr de "KIUKO" En Diario del Viajero | Consejos para sacar buenas fotos en la playa, Consejos para tomar fotografías detrás de la ventanilla del avión

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos