Publicidad

Aquí es donde deberías mudarte para vivir más años
Consejos

Aquí es donde deberías mudarte para vivir más años

Publicidad

Publicidad

A la hora de viajar, instalarnos una pequeña temporada en otra ciudad o incluso disfrutar de unas mini-jubilaciones son muchos los factores que tenemos en cuenta.

Uno de ellos también podría ser si ese lugar afectará de algún modo a nuestra salud, nuestro bienestar y nuestra longevidad. Es decir, si por ir a un sitio determinado sencillamente vamos a vivir más años. Pero ¿existe esos lugares? ¿Cuáles son? ¿Qué es lo que les caracteriza?

Rasgos de longevidad

El rasgo más importante que define una ciudad donde la gente vive mucho es la riqueza. Mejor dicho: el número de ricos. Porque cuanta más gente rica haya en una ciudad, más larga será la vida de los pobres que viven en ella.

Ser rico, pues, es un dato importante para vivir más: en promedio, las mujeres estadounidenses situadas en el 1 % superior de los niveles de renta viven diez años más que las mujeres estadounidenses situadas en el 1 % inferior. En el caso de los hombers, la diferencia es de 15 años.

New York 2699520 960 720

Pero si no eres rico, estar en sitios de ricos también influye positivamente. En función del lugar dónde viva un pobre en un país rico puede determinar incluso cinco años de vida extra para el pobre.

Lo más sorprendente es que este factor, que haya ricos, es más poderoso para ampliar la esperanza de vida de los pobres que si en la ciudad hay bajos niveles de contaminación, un algo porcentaje de residentes con seguro médico o un alto nivel de religiosidad. Por eso los pobres de Nueva York viven más que los podres de Detroit.

Pero ¿cómo puede ser que los ricos hagan viven más a los demás? Básicamente porque los hábitos se contagian. Los ricos suelen tener hábitos más saludables: por regla general hacen más ejercicio, comen mejor, fuman menos y son menos propensos a sufrir obesidad.

Diversos estudios sugieren que, a través de las conexiones sociales y otras señalizaciones, las personas donde viven en estos lugares con tantos ricos acaban por adoptar algunos de sus hábitos, muchos de ellos verdaramente decisivos para vivir más años, tal y como explica Seth Stephens-Davidowitz en su libro Todo el mundo miente:

En efecto, los pobres que viven cerca de los ricos hacen más ejercicio, fuman menos y tienen menos probabilidades de padecer obesidad.

Otra opción que debemos tener en cuenta es simplemente comprobar cuál es la esperanza de vida de un lugar, y localizar las llamadas "zonas azules", lugares donde la gente puede vivir más de cien años sin despeinarse.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir