Compartir
Publicidad
Publicidad

Viajar en avión con un perro lazarillo

Viajar en avión con un perro lazarillo
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En muchas ocasiones hemos hablado sobre las condiciones y consejos para viajar con nuestras mascotas. Sin embargo, en ciertas situaciones viajar con un animal de compañía se hace imprescindible. Tal caso se presenta a diario con los pasajeros que por una discapacidad visual, por ejemplo, necesitan viajar en avión con un perro lazarillo.

Quien haya volado algunas millas aéreas, habrá compartido en alguna oportunidad el escaso espacio interior de un avión con algún pasajero que por dificultades visuales, por ceguera o sordera dependen de la ayuda de su perro guía. En mi experiencia tengo que decir que gracias el entrenamiento que tienen estos animales, se comportan mejor que más de un pasajero.

Si te toca viajar junto a uno de ellos, relájate, son unos maravillosos compañeros de viaje. Pero para hacerlo, deben cumplir ciertas normativas que requieren las compañías aéreas.

Los perros lazarillos son los únicos animales autorizados a viajar en cabina junto a su dueño. Al momento de hacer la reserva del asiento del pasajero, se debe comunicar el viaje con perro guía (siempre con por lo menos 24 horas de antelación). No se paga ningún tipo de cargo por su viaje y el perro viaja sin asiento y junto a su amo.

El pasajero y su perro deberán presentarse en el mostrador del aeropuerto para hacer su check-in normalmente. Mostrar la documentación del animal y a partir de ese momento debe llevar bozal y correa en todo momento.

Se les asignará un asiento en la parte delantera del avión, sobre el pasillo de manera que pueda embarcar y desembarcar prioritariamente y no moleste el paso del grueso del pasaje. Generalmente serán los últimos en subir al avión y los primeros en desembarcar.

Cuando hablamos de vuelos domésticos o de cabotaje, se requiere que el animal esté debidamente acreditado como perro guía y que cuente con un certificado actualizado del veterinario sobre su estado de salud y la cartilla de vacunación al día.

En el caso de vuelos internacionales, habrá que sumar la documenación exigida por el país de destino. Para lo cual habrá que hacer las consultas oportunas con tiempo, sobre todo por el tema de las vacunas y legalización de certificados.

Por lo general los perros guía están entrenados para soportar viajes y estrés junto a su dueño. No molestan en absoluto y dan un ejemplo de fidelidad y “saber estar“ que a mas de uno le vendría bien imitar.

Diario del Viajero | Animales
Diario del Viajero | Mascotas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio