Compartir
Publicidad
Publicidad

Mis deseos viajeros para el 2011: Sol

Mis deseos viajeros para el 2011: Sol
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Comienza un nuevo año y con él nuevas esperanzas y proyectos, entre los que figuran, por qué no, esos deseos viajeros que esperamos cumplir en estos doce meses.

Pues para mi será un año especial marcado en su primera mitad por la espera de mi primer hijo y, la segunda, con él o ella en mis brazos. Es así que las prioridades cambian y los planes deben alterarse un poco para darle paso al nuevo integrante de la familia que marcará nuevos tiempos en mi vida.

De este modo, mis deseos viajeros para el 2011 son un poco diferentes a los sueños viajeros de cuando sólo éramos dos.

Babymoon

Se trata de una nueva tendencia en el mundo de los viajes. Una especie de despedida que la pareja hace. Un último viaje de a dos, antes de convertirse en padres pero con el bebé dentro del vientre materno.

Si bien existen compañías de turismo dedicadas a ello o que ofrecen paquetes turísticos especiales, este tipo de viaje puede ser organizado por los propios viajeros teniendo en cuenta destinos tranquilos y, claro, siempre con el aval del médico que atiende a la madre.

Una buena forma de descansar antes de que el niño llegue a este mundo y cambie para siempre la vida que se tenía hasta el momento.

Cartagena y San Andrés, Colombia

Fue uno de los primeros destinos que consideré para llevar adelante mi Babymoon. Vivo en la Argentina y es este un sitio hermoso no tan lejos de mi hogar.

Un destino que combina lo interesante de una ciudad colonial, para recorrer y conocer su historia como lo es Cartagena, con la posibilidad de disfrutar de la playa en la isla de San Andres.

Todo ello, por supuesto, aprovechando la gastronomía colombiana y lo amable de su gente que sabe recibir con brazos abiertos al turismo.

Norte de Brasil

Más cerca aún, otra opción es la de viajar a las playas que se ubican al norte de Brasil. Sin dudas, las más hermosas de ese maravilloso país.

Arenas blancas, aguas transparentes, clima ideal y los mejores desayunos del mundo... llenos de fruta fresca para disfrutar y, luego, extrañar cuando se regresa a casa.

Algunos de los sitios que me recomiendan son los siguientes: Porto de Galinhas, Natal, Recife, Fortaleza y, uno de mis favoritos, Maragogi. Sitios para descansar y disfrutar de la playa hasta entrada la noche. Tranquilidad asegurada.

Uruguay

Y para la segunda mitad del año, cuando el bebé ya esté entre nosotros, no podré dejar de lado mis ansias de viajar pero, claro, deberé hacerlo de otra manera. Es entonces que apelaré al miniturismo, es decir, a destinos cercanos y por pocos días. Para pasar, por ejemplo, un fin de semana fuera de casa pero en sitios tranquilos.

Es que, aunque parezca mentira, vivo en Buenos Aires y no conozco la República Oriental del Uruguay. De este modo me he propuesto, este año, apelar al ferry y cruzar el Río de la Plata para pasar algunos días en Montevideo y disfrutar de su Rambla y su famoso Mercado del Puerto, Punta del Este y sus playas, Colonia y su pintoresco paisaje dado por sus contrucciones y calles.

Y tú ¿Tienes algún deseo viajero para cumplir este año que acaba de comenzar?

Foto | Flickr de gjofili

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos