Compartir
Publicidad
Publicidad

Descubriendo Málaga: La Alcazaba y el Gibralfaro

Descubriendo Málaga: La Alcazaba y el Gibralfaro
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estos días estamos preparando una serie de posts especiales sobre una ciudad bendecida con muchísimos atractivos para el viajero. Descubriendo Málaga paso a paso veremos que la capital de la Costa del Sol también tienen lugares con historia y hoy conoceremos un poco mejor dos maravillas vecinas como la Alcazaba y el Gibralfaro.

La Alcazaba

Este palacio-fortaleza, de origen musulmán, probablemente sea uno de los lugares con historia más célebres de Málaga. Fue construida en su mayoría en el siglo XI y está ubicado, precisamente, en la base del monte Gibralfaro.

La Alcazaba consta de dos recintos amurallados, a los que se accede paseando por las numerosas y magníficas puertas que tiene el complejo. Antes de acceder al segundo recinto amurallado, merece la pena detenerse en la Torre del Homenaje, donde hay unas excelentes vistas de Málaga, y en el bello jardín que antes formaba parte de la Plaza de Armas.

Pero la belleza de La Alcazaba aumenta conforme vas subiendo hacia arriba y penetrando en el segundo recinto amurallado. A esta zona de la fortaleza merece la pena dedicarle un buen rato y detenerse para degustar con la mirada el Patio de los Surtidores, la Arquería Califal, la Torre de la Armadura Mudéjar o la Torre de Maldonado. El colofón lo ponen el Palacio Nazarí con su Patio de los Naranjos y la Alberca.

La entrada a la Alcazaba cuesta 2,10 euros, y se puede visitar en Invierno de 8:30 a 19:00 horas, y en verano de 9:30 a 20:00 horas. Ojo que los lunes está cerrado y los domingos a partir de las dos de la tarde es gratis. Por cierto el ticket conjunto de la Alcazaba y el Gibralfaro cuesta 3,45 euros.

Malaga-Gibralfaro

El Gibralfaro

Como ya hemos visto arriba, Alcazaba y Gibralfaro van cogidos de la mano. Los dos monumentos están comunicados a través de La Coracha, una rampa resguardada por dos murallas.

Arriba de esta rampa se encuentra el Castillo de Gibralfaro, una fortificación cuya mayor recompensa para el viajero son las vistas que le brinda de la ciudad de Málaga.

El objetivo de esta imponente fortaleza construida en el siglo XIV era proteger la belleza de su vecina Alcazaba. Como podéis observar, estos dos monumentos históricos están destinados a entenderse.

Mi consejo es que intentéis buscar las horas del día donde la luz sea más especial. El atardecer desde el Castillo del Gibralfaro es algo que no se puede explicar con palabras.

La entrada para acceder al Gibralfaro también vale 2,10 euros, y se puede visitar desde las 9:00 a 18:00 horas en invierno y desde las 9:00 a las 20:00 horas. en verano. Al igual que pasa con la Alcazaba, los lunes permanece cerrado y los domingos a partir de las dos de la tarde es gratis.

Esto es sólo una pequeña parte de los lugares con historia con los que iremos descubriendo Málaga. Atentos a las próximas entregas.

Fotos | jesusmarinetto, Javier Rey
En Diario del Viajero | Descubriendo Málaga, Descubriendo Málaga: ¿Cómo llegar?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio