Publicidad

Dólmenes en Euskadi: La Chabola de La Hechicera

Dólmenes en Euskadi: La Chabola de La Hechicera
Sin comentarios

Publicidad

El paso del hombre por la península ibérica, en los tiempos más remotos, ha dejado muestras de gran valor. Los monumentos megalíticos se distribuyen por toda la península con ejemplos dignos de visitar.

Hace unos meses dimos un vistazo a los monumentos megalíticos en Euskadi y hoy volvemos a esta tierra para conocer más sobre la "Chabola de la Hechicera".

En Diario del viajero hemos visitado y hablado de muchos monumentos megalíticos:

En este caso volvemos a Euskadi para hablar sobre el Dolmen de la Chabola de La Hechicera, uno de los dólmenes más importantes de Euskadi, probablemente el más grande y el que mejor conservado está de toda la zona.

Fue descubierta en 1935. La cámara está formada por 9 losas que describen una figura poligonal. La galería está compuesta por 5 losas más las de cierre. La losa de cubierta estaba partida en tres pero después de restaurarla fue colocada en la que se supone fue su posición original.

En las excavaciones se encontraron numerosos objetos, además de restos humanos: hachas, trozos de cerámica y aros.

En el mes de agosto, la noche previa a las fiestas de La Virgen Blanca, suele reunirse a la vera del dolmen un grupo variopinto festejando una fiesta pagana. Un aquelarre donde no falt la representación de un macho cabrío, brujas y mucho más. Al menos, eso dicen. Por mi parte no pienso comprobarlo.

Vayamos a la historia, o en este caso, a la prehistoria para saber que este dolmen pudo haber tenido funciones funerarias y no se descarta su significado místico o religioso.

Es muy sencillo ubicarlo a escasos metros de la carretera A3228, que une los pueblos de Elvillar con Guardia, en la provincia de Álava.

Foto | Nekatur
En Diario del viajero | Más monumentos del Neolítico.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir