Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Dónde está el Palmeral de Elche?

¿Dónde está el Palmeral de Elche?
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad
Huerto del Cura, Elche

Hace pocos días tuvimos la oportunidad de recorrer la ciudad de Elche y tomarle el pulso a un espacio urbano totalmente diferente al conocido. Y es que el perfil de Elche no se entiende sin la presencia permanente de su Palmeral.

El Palmeral de Elche ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 2000 por ser considerado un ejemplo único en Europa de la transferencia de paisaje y técnicas agrícolas de un continente a otro junto con su cultura. Los árabes trajeron un modelo de riego y plantación de las palmeras que además de proveer la sombra necesaria y sus productos, era (y es) usado como medio de delimitar las parcelas de cultivo.

Por lo tanto, si bien se cree que ya en épocas fenicias había palmeras en la zona debido a que formaban parte de su dieta, fue a partir de los siglos VIII a X que los árabes comienzan a plantarlas estratégicamente. Se crea así un paisaje nuevo para la zona que aún hoy se conserva y cuida.

Y si voy a Elche, ¿dónde puedo ver el Palmeral?

El Palmeral no es un parque nacional, ni una reserva, ni tienes que trasladarte a las afueras para conocerlo en un entorno rural. El Palmeral es parte del paisaje urbano de la ciudad de Elche, la define, la contiene, la decora, le da vida y sustento.

Para entender la presencia fraccionada del Palmeral en Elche hay que recordar que no es flora autóctona y espontánea, sino que miles de palmeras fueron plantadas siguiendo un criterio de uso completo, desde sus productos hasta su función para subdividir parcelas.

elche
Palmeral y Basílica Menor

Se construyeron canales para el riego de los grupos de palmeras que se iban plantando. La Naturaleza fue haciendo su trabajo repoblando y multiplicando ejemplares. Hoy se calculan más 200.000 palmeras distribuidas en la ciudad y sus alrededores.

Para vistar “el Palmeral de Elche“ sólo tienes que caminar sus calles, seguir sus avenidas e internarte en los “huertos“, verdaderos oasis verdes distribuidos en el entramado urbano. Plazas, jardines y huertos llenan de verde esta ciudad histórica que llama a caminarla.

Hay una ruta del palmeral que se encuentra señalizada para que puedas recorrer algunos de los ejemplos más tìpicos y céntricos de este parque periurbano que lo conforma. Se inicia en el Huerto de San Plácido donde además se encuentra el Museo del Palmeral y el aula de enseñanza de las técnicas tradicionales de tejido de palma.

elche
Huerto de San Plácido, Elche

El Huerto es tipo de parque público donde caminar sobre caminos de grava entre grupos de palmeras, escuchando el correr del agua de riego e imaginando los siglos aquellos. A escasos metros se ubica el Huerto del Cura donde además se encuentra el hotel del mismo nombre que te permite vivir una experiencia que recomiendo: te alojas en mitad del palmeral, en grupos de habitaciones distribuidas por el paisaje que te contiene y te aisla de tal manera que te olvidas que estás en un hotel en pleno centro de una ciudad.

La ruta sigue por otros huertos (u horts como se les llama aquí). Si te interesa tener el detalle, podrás consultarlo en la web oficial de Visit Elche.

Cuando camines hilvanando la sombra de las palmeras, y levantes la vista hacia sus hojas, recuerda que esta hierba (sí, no es un árbol) es pródiga y generosa. Todo en ella se aprovecha para la vida de los hombres, desde sus frutos (dulces hasta el delirio) hasta su aceite. Y como mencionamos más arriba, sus hojas convertidas en fuertes hilos con los cuales se tejen verdaderas obras de arte.

Recordemos que Elche es conocida internacionalmente por la maestría de sus manos artesanas que tejen los ramos que miles de ilicitanos llevan en procesión por las calles el Domingo de Ramos y que ha merecido el reconocimiento de declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional.

Fotos | María Victoria Rodríguez
En Diario del Viajero | Elche, la Torre del Consell

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio