Compartir
Publicidad

Los dragones de Barcelona

Los dragones de Barcelona
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sant Jordi, o San Jorge, es el patrono de, entre otras ciudades, Barcelona. Es por ello que en este destino, el 23 de abril se celebra su día. Un día muy particular en el que se obsequian libros y rosas y existen diferentes festejos en distintos puntos de la ciudad.

Pero, más allá de ello, y relacionado con la leyenda que cuenta que San Jorge venció a un dragón que azotaba Capadocia llevándose gran cantidad de vidas humanas y de cuya sangre nació una rosa, en Barcelona los dragones se han transformado en protagonistas de diferentes edificios y espacios públicos.

Es por ello que, aprovechando la cercanía de esta fecha, es un buen ejercicio recorrer la ciudad en busca de esos dragones ornamentales. Solitarios, en grupos, de distintos materiales, de diferentes tamaños, alados, temibles, más amistosos e, incluso, cocodrilos, serpientes, lagartos, salamandras y otro tipo de reptiles relacionados con este mítico animal.

Dragones de Barcelona

Una forma diferente de descubrir los secretos de Barcelona, lejos de los caminos que los turistas suelen recorrer. Observándola desde otro lugar y disfrutando de una especie de juego de búsqueda de un tesoro con forma de dragón. Ubicados en techos, cornisas, balcones, picaportes, dinteles o lámparas, la cantidad de este tipo de ornamentos se estima que es de alrededor de 400 dispersos en varios puntos de la ciudad pero, básicamente, en el distrito de L'Eixample, en el Barrio Gótico y en los edificios modernistas.

De este modo, por ejemplo, se sabe que el dragón más grande es el que se ubica en el parque de la Espanya Industrial, ya que mide 32 metros de longitud y pesa alrededor de 150 toneladas. En tanto, la imagen más pequeña es la pareja engarzada que se ubica en los tiradores de las puertas del Pati dels Tarongers, en el Palau de la Generalitat con apenas diez centímetros y 100 gramos de peso.

Pero, sin dudas, fue Antonio Gaudí el que les imprimió más color a los dragones barceloneses y muestra de ello es el del trencadís que se ubica en las escaleras del Park Güell.

¿En qué otros sitios encontrarlos? Pues en la pastelería Foix de Sarrià, en la casa de los Paraigües de la Rambla, en la fuente de la plaza Espanya, en la Pla de la Boqueria, en la puerta de la Finca Güell, en la base del Monumento de Colón, los de bronce en las luces del Gran Teatro del Liceu, en la fuente del Parque de la Ciutadella, en el Paseo del Arc del Triomf, en la Casa Lleó Morera y en la Casa Amatller, entre otros tantos sitios.

Vamos, que no diremos más, ya que lo más interesante es descubrirlos uno mismo. ¿Puedes aportar tú otros sitios donde encontrar dragones en Barcelona?

Fotos | Flickr de e³°°° y de jbelluch En Diario del Viajero | La Casa Museo de Gaudí en el Park Güell, La Catedral de Barcelona

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio