Compartir
Publicidad

Los jardines del Palacio de Marivent en Palma se podrán visitar y acogerán esculturas de Joan Miró

Los jardines del Palacio de Marivent en Palma se podrán visitar y acogerán esculturas de Joan Miró
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En Mallorca, a las afueras de Palma, está el Palacio de Marivent, residencia estival de la familia Real española. Y muy cerca se encuentra la que fue casa del pintor Joan Miró, donde podemos ver el Museo dedicado a esta gran figura. Pues bien, después de Semana Santa se podrán visitar los jardines del Palacio de Marivent y estos contarán con un aliciente añadido: 12 esculturas de Joan Miró.

La visita a estos jardines, hasta ahora cerrados al público y solo visibles, junto al palacio, desde la lejanía (o en la foto oficial de los Reyes durante sus vacaciones), es una novedad después del acuerdo alcanzado por el Govern balear, propietario de la finca. Las esculturas han sido cedidas por la familia del artista catalán, que pasó varias temporadas de su vida viviendo en Mallorca.

A diferencia de la residencia oficial del Palacio Real de la Almudaina, Marivent no pertenece al conjunto de residencias de la Familia Real Española, de Patrimonio Nacional, sino que su titularidad corresponde a la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares, y han sido las "negociaciones" entre el Govern y la familia Real las que han permitido la apertura de los jardines al público.

El nuevo espacio escultórico en los jardines de Marivent será presentado el próximo 24 de abril a los medios y permanecerá abierto todo el año, salvo los períodos con más posibilidad de que los Reyes estén en Marivent, es decir, la Semana Santa y los meses de julio y agosto. Se prevé que la entrada sea gratuita.

La zona ajardinada de la residencia estival de los Reyes ocupa una superficie superior a 9.000 metros cuadrados junto al mar, en Cala Major. Se podrán visitar en buena parte, aunque con las medidas de seguridad pertinentes, como es lógico. El hecho de convertirlo en un "jardín escultórico" le da un valor añadido, sobre todo teniendo en cuenta la importancia de Joan Miró y su relación con Mallorca.

Las esculturas son piezas de bronce de la familia Miró, que hasta ahora estaban en domicilios y jardines particulares. Los herederos de Miró han mostrado su generosidad con este gesto, también de valor sentimental para ellos, ya que Joan Miró mantuvo una amistad con el rey emérito Juan Carlos I. De hecho, eran más que vecinos y se visitaban a menudo en sus respectivas residencias de Palma.

La visita a los jardines de Marivent puede ahora unirse a lo que se puede hacer un día en Palma de Mallorca, y sin duda con el atractivo añadido de las esculturas de Miró será un plan que muchos escogerán. Una lástima que este verano no estén abiertos los jardines, pero ya tendré oportunidad de pasear por ellos más adelante.

Vía | El País
Foto | Alibaimor
En Diario del viajero | Un día en Palma de Mallorca: ¿qué ver?, Visita a la Fundació Joan Miró de Mallorca

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio