Compartir
Publicidad

Un día en Palma de Mallorca: ¿qué ver?

Un día en Palma de Mallorca: ¿qué ver?
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sin duda la ciudad merece más de una jornada para conocerla y disfrutarla, pero si solo disponemos de un día, ¿qué ver en Palma de Mallorca? Puede que tu crucero haga escala en Palma por unas pocas horas, para obtener un vistazo rápido de la ciudad. Vamos a aproximarnos a Palma de Mallorca con lo que para mí serían las paradas imprescindibles.

Si eres de los que prefieren pasear y no adentrarte en museos u otros recintos, no te puedes perder el recorrido por el Paseo Marítimo. Desde Portopí (probablemente si llegas en barco habrá atracado aquí) por el puerto deportivo hasta el frente marítimo de la ciudad, con la Lonja, el Palacio Real de l'Almudaina y la majestuosa Seu, la Catedral de Mallorca, mirando al Parc de la Mar.

La visita al Palau es gratuita los miércoles, y merece la pena. Para la impresionante Catedral hay que pagar entrada todos los días (y suele haber bastante cola en temporada alta) aunque se puede hacer una "visita restringida" si se está celebrando misa en el interior.

Resulta fácil perderse en las inmediaciones de la Catedral, en el parque, descubrir iglesias y palacetes en el casco antiguo tras el templo, y llegar a la Plaza Mayor a través de populares calles comerciales en las que degustar la gastronomía típica o comprar algún recuerdo. No olvidéis el plano.

Parc de la Mar Palma

Una de las calles peatonales a la que accedemos desde las arcadas de la Plaza es Sant Miquel, y allí en el número 11 está el Museo de Arte español Contemporáneo Fundación March, instalado en un edificio precioso con el tradicional patio mallorquín (entrada gratuita).

Volvemos a la Plaza Mayor y desde allí bajamos las escaleras que nos devuelven a la parte baja de la ciudad, a la Riera, donde podremos ver un precioso paseo lleno de puestos de flores, las populares Ramblas.

También disfrutar del Modernismo del Gran Hotel de Palma de Mallorca, el primer hotel que se abrió destinado al gran turismo en la isla. Hoy es sede de CaixaForum Palma (de entrada gratuita), y podemos ver una interesante exposición permanente de arte y muestras temporales.

En este paseo veremos tiendas de souvenirs, hornos con las tradicionales ensaimadas, la Plaza -de la Reina- del Rey Juan Carlos I (popularmente conocida como la plaza de las Tortugas) y el Paseo del Born, los patios mallorquines...

Castell de Bellver

Si aún nos queda tiempo, volviendo al Paseo Marítimo, podemos hacer una parada en el Museu Es Baluard, pero si tengo que elegir una última visita me quedo con el castillo de Bellver.

Introducirnos en el barrio del Terreno y subir la colina hacia el castillo a través de un paseo de vistas impresionantes. Pero lo mejor llega al final, al llegar al castillo de Bellver, uno de los pocos castillos de planta circular en Europa y con unas vistas excelentes tanto a la bahía de Palma como a la Serra de Tramuntana. La entrada al castillo es gratuita los domingos.

El largo paseo termina, y volvemos al puerto. Sin necesidad de contratar excursiones de las que ofrecen los cruceros, hemos pasado el día en la ciudad mediterránea.

Hemos empleado prácticamente un día completo para recorrer a pie esta ruta en Palma de Mallorca, aunque si usamos el transporte público (por ejemplo, para subir al castillo, el trayecto más costoso) ahorraremos tiempo. Tenemos una primera idea de lo que es Palma, aunque nos queda mucho por descubrir, tanto en la ciudad como en los alrededores. Hay que volver.

Fotos | Eva Paris En Diario del viajero | La Ruta de Julio Verne en Palma de Mallorca, Excursión a Valldemossa, Mallorca

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio