Publicidad

Norte de Extremadura: escapada a Sierra de Gata
España

Norte de Extremadura: escapada a Sierra de Gata

Publicidad

Publicidad

Hace pocos días tuve la oportunidad de recorrer una comarca nueva para mi. Por primera vez me acercaba al Norte de Extremadura para visitar algunas de sus comarcas. Valles y pueblos poco visitados, que merecen una mirada mas detallada. Hoy, te pido que me acompañes a una de esas comarcas extremeñas: la Sierra de Gata.

Junto a la frontera con Portugal, que aquí llaman "la raya" se extiende este conjunto de sierras y valles, donde el agua está siempre presente como parte del paisaje y como rumor que acompaña y guía el paseo: cascadas, embalses, ríos y arroyos. La cercanía con el país vecino ha forjado el carácter y la personalidad de sus pueblos a lo largo de la Historia. Muchos puntos en común y mas de un desencuentro, han escrito historias de guerras, asedios, contrabando o amistad.

Hace apenas unos días, participaba del TBM, el mayor encuentro de bloggers de viajes en español que este año se realizó en la ciudad de Plasencia, puerta de entrada al norte de Extremadura. A partir de allí tuve la oportunidad de visitar algunas de las comarcas como la Sierra de Gata, Las Hurdes, el Valle de Hervás, las Tierras de Granadilla, etc. Hoy, nos acercamos entonces a la Sierra de Gata.

Img 1496 Robledillo de Gata

El entorno natural no puede ser mas verde, los bosques cubren las laderas y sombrean los caminos locales para llegar de un punto a otro de la comarca, para internarnos en sus pueblos. Robles y castaños, que imagino en un otoño multicolor, se suman a los alcornoques con sus troncos rugosos, a las encinas, a los pinos.

Y en ese paisaje, vamos descubriendo algunos de sus pueblos mas típicos. Este rincón de España ha mantenido sus costumbres y características, gracias a cierto aislamiento, y hoy son ellas las que lo hacen único y tan atractivo para visitar en un gran ejemplo de turismo sostenible y slow travel. Pueblos de piedra, de laja y madera en los que podemos hacer un viaje atrás en el tiempo.

Me recibió Robledillo de Gata, uno de ellos, con callejuelas que serpentean junto al río siguiendo los desniveles de la sierra, techos de laja, maderas ancianas. Allí descubrí el Museo del Aceite ubicado en uno e los cuatro antiguo molinos del pueblo, que es hoy un punto de referencia y un ejemplo de la memoria industrial de Extremadura.

También una bodega artesanal en la que descubrir cómo se hace aún hoy el tradicional vino de pitarra: recolección, pisado y añejamiento como se hizo desde siempre.

Img 1402

En Sierra de Gata encontramos algo pocas veces visto: tres pequeños pueblos que tienen su propia lengua. En Valverde del Fresno, Eljas y San Martín de Trevejo se conserva A Fala, una mezcla del español, el gallego y el portugués que sólo se habla en estas tierras. Si te acercas a la tienda de productos locales de San Martín de Trevejo Julián, su dueño, te hará una completa explicación del tema incluyendo una simpática demostración.

El recorrido por esta zona de Sierra de Gata ofrece la posibilidad de conocer magníficos ejemplos de arquitectura popular serrana, con la piedra y la madera como elementos básicos. Trevejo, San Martín de Trevejo, Hoyos y el mismo Robledillo de Gata son algunos de los pueblos declarados Conjunto Histórico Artístico.

Img 1340

Tu ruta puede incluir otros tan bonitos también como Acebo, Villamiel, Santibáñez el Alto, Cadalso o Descargamaría. En muchos de ellos encontrarás que se mantiene la artesanía del encaje de bolillos, con una muy interesante labor de un grupo de mujeres para mantener y difundir esta labor popular.

En cualquiera de ellos podrás también probar la potente gastronomía popular del norte de Extremadura. En esta zona, está muy presente la naranja ya que encontramos estos árboles en muchos huertos y, por supuesto, la miel, las setas, el vino y las carnes tanto e cerdo ibérico como de cabrito.

Partiendo desde la ciudad de Plasencia, estamos a una hora escasa de viaje hacia el norte y allí descubriremos un entorno ideal para unas vacaciones de desconexión, con familia o amigos tanto en la muchas casas rurales y pequeños hoteles, como en campings. Bosques, prados, cascadas, pozos de agua, recorridos por las sierras o los pueblos, nos esperan en la Sierra de Gata en el Norte de Extremadura.

Más info | Descarga gratuita de eBook sobre Norte de Extremadura
Fotos | María Victoria Rodríguez
En Diario del viajero | Paseando por las murallas de Plasencia
En Diario del viajero | El Parque Nacional Monfragüe, en Cáceres

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir