Publicidad

Risco Caído y las montañas sagradas de Gran Canaria, nuevo Patrimonio de la Humanidad

Risco Caído y las montañas sagradas de Gran Canaria, nuevo Patrimonio de la Humanidad
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

España y Gran Canaria están de enhorabuena, ya que la Unesco acaba de incluir un nuevo Patrimonio Mundial de la Humanidad que tenemos muy cerquita. Risco Caído y las montañas sagradas de Gran Canaria son Patrimonio de la Humanidad, un reconocimiento que nos alegra y que nos anima a conocer un poco más acerca de estos tesoros.

La decisión ha sido tomada en el 43 Comité de Patrimonio Mundial que la Unesco celebra en Azerbaiyán con delegaciones de 195 países. Con esta declaración se adscribe a Risco Caído y las montañas sagradas de Gran Canaria a la categoría de "paisaje cultural".

Como define la Unesco, se trata de una obra conjunta de la humanidad y la naturaleza que, en este caso, abarca 18.000 hectáreas abrigadas por la Caldera de Tejeda y se remonta a la cultura aborigen.

Las sociedades aborígenes que poblaron Gran Canaria durante unos 1500 años antes de la llegada de los europeos estaban conformadas por bereberes o amaziges de procedencia norteafricana:

Situado en una vasta zona montañosa del centro de la isla de Gran Canaria, el sitio del Risco Caído se caracteriza por una topografía de acantilados, barrancos y formaciones volcánicas presentes en un paisaje de rica biodiversidad. Su territorio abarca un considerable número de vestigios de viviendas, cisternas y graneros troglodíticos, cuya antigüedad pone de manifiesto la presencia de una cultura insular autóctona que evolucionó de modo autárquico desde la llegada de los bereberes norteafricanos, a principios de nuestra era, hasta la conquista del archipiélago de las Canarias por los españoles en el siglo XV.

Los vestigios troglodíticos comprenden también algunas cuevas dedicadas a prácticas rituales, así como los templos o “almogarenes” del Risco Caído y el Roque Bentayga donde se celebraban ceremonias relacionadas con las estaciones del año. Es posible que estos dos “almogarenes” guarden relación con un eventual culto rendido a los astros y la “Tierra Madre”.

Risco Caído Gran Canaria

Risco Caído y las montañas sagradas de Gran Canaria constituyen un yacimiento arqueológico prehispánico de asentamientos trogloditas con templos y marcadores de claras funcionalidades astronómicas.

Las 1500 cuevas de uso habitacional y agrícola-ganadero, los poblados verticales, los graneros fortificados, los estanques cuevas, templos, necrópolis, inscripciones líbico-bereberes, un millar de triángulos púbicos rupestres (símbolo de fertilidad, la mayor concentración del mundo), y las rutas de la ancestral trashumancia, han contribuido a su reconocimiento mundial.

Rapanui en el Pacífico y ahora Gran Canaria en el Atlántico son las dos representaciones más genuinas de las antiguas culturas insulares desaparecidas del mundo, que cuenta con 100.000 islas de las que solo Gran Canaria incluye santuarios con funcionalidad astronómica, cualidad que la hace única, junto a otros atributos.

También es la mayor manifestación troglodita insular del planeta cuenta con inauditas urbanizaciones verticales, casi imposibles, y extraños estanques-cueva testimonio de culturas muy antiguas.

Destaca el almogarén o santuario de Risco Caído, lugar de reunión de los Faycanes (sacerdotes). La cueva tiene la particularidad de su estructura abovedada (caso único en las islas) que cuenta con un orificio artificial que al recibir la luz del amanecer en determinadas épocas del año produce un efecto óptico peculiar sobre las imágenes impresas en la pared de la cueva. Los dibujos de triángulos (posiblemente representaciones de pubis) hacen suponer de que se trata de un templo dedicado a la fertilidad.

Mediante este reconocimiento también se velará por la conservación del patrimonio y la transmisión del excepcional legado cultural. El conjunto de yacimientos arqueológicos de los antiguos canarios declarados Patrimonio de la Humanidad se reparten en su mayor parte por los municipios de Artenara, Tejeda, Agaete y Gáldar.

No es una zona muy poblada, alejada de la costa y tal vez por ello no demasiado conocida para muchos visitantes en Gran Canaria. Seguro que a partir de ahora adquiere mayor popularidad, pero esperamos que siga manteniendo su misterio y el encanto de los paisajes tallados por el tiempo y por las manos humanas cuando intentaban, no solo sobrevivir, sino también comprender y dotar de sentido a su mundo.

Cuevas Montañas Sagradas Gran Canaria

Más información | Unesco, Risco Caído
Fotos | El Coleccionista de Instantes Fotografía & Video, Juan Fco. Marrero y El Coleccionista de Instantes Fotografía & Video en Flickr-CC

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir